Bea 'La legionaria' (38 años) empezaba el año con mal pie. La exconcursante de Gran Hermano, tras más de tres años como camarera en una céntrica cafetería del municipio madrileño de Getafe, se quedaba sin trabajo. La dueña del local donde trabajaba decidía traspasar el negocio. Ahora, ni dos semanas más tarde, la exconcursante de realities ha encontrado un nuevo trabajo

Noticias relacionadas

La madrileña acaba de incorporarse en la cafetería pastelería La Agüela, fundada en 2010, una de las pastelerías de referencia de Getafe que se dedica a la elaboración de productos de gran calidad. Están especializados en todo tipo de bollería, pasteles y pan. Cuentan con un salón para tomar café. Además, la pastelería donde trabaja Bea, ofrecen tartas personalizadas por encargo. Concretamente, Bea trabaja como camarera en la cafetería. Un nuevo puesto que ha conseguido en tiempo récord. Solo ha estado 15 días en paro como ella misma ha contado a JALEOS .

'La legionaria', en su anterior trabajo. Jorge Barreno

'La legionaria' continúa su vida alejada del foco mediático. Se mantiene firme ante la decisión que tomó un día de regresar a su anonimato tras participar en varios realities y prosigue su camino junto a su hijo Adrián (11), fruto de una relación terminada hace años, y su novio Fran, a quien conoció de casualidad en 2016.  "He encontrado al verdadero amor de mi vida. Es un hombre bueno, trabajador, un padrazo...", aseguraba la madrileña a este medio en una conversación telefónica. 

Aunque todavía con su pareja no han decidido dar el paso de irse a vivir juntos: "Dormimos todas las noches juntos menos cuando tiene a sus niños. Ya conozco a sus padres y él a los míos. Siempre he ido muy deprisa en otras relaciones y ahora quiero ir paso a paso. Las relaciones fallidas son las que te dan experiencia para cuando luego viene la buena. Me da la tranquilidad que necesito". Por el momento, Bea no piensa en bodas: "Le quiero muchísimo y si me pidiera matrimonio sería muy bonito pero... ¡quita, quita!", confiesa entre risas.

Tal y como ella misma manifestaba a este periódico, su tercer amor es Santiago Abascal (43), el líder de Vox. "Soy de Vox. Soy militante. A muerte con Abascal. ¿Tú sabes lo que es la sensación de oír a alguien decir lo que piensas?", comentaba ex gran hermana. "Yo soy de derechas, democrática y monárquica",añadía.

De hecho, en su perfil de Twitter, Bea no deja de retuitear los tuits que va publicando la cuenta oficial del partido político. De hecho, la propia ex gran hermana, el año pasado, daba las razones por las que ella pensaba que sus seguidores debían votar a Vox. Una inclinación política que a algunos no sentó nada bien.

Por ello, Bea recurría a su perfil de Instagram para hacer frente a las críticas. "En primer lugar apoyo al partido que me sale de los cojones al igual que cada uno de vosotros, soy de VOX y lo digo donde me da la gana peor es ser de potemos, tengo la oportunidad de decirlo en televisión y muy orgullosa de todo y cada una de las cosas que he dicho yo no soy feminista extrema y quiero las leyes iguales tanto para hombres y mujeres y a quien le joda que se joda así d simple.. La igualdad es esa!!!!, si no sois tontos (cosa que dudo) yo respondo preguntas que me hacen y han cortado lo que han querido pero ya veo que la mente no os da para fijaros en esas cosas", escribía. 

'La Legionaria' fue una de las participantes más polémicas y mediáticas de la sexta edición de Gran Hermano. Tras su paso por el reality, en 2010, Bea decidía participar en Supervivientes. También estuvo en GH El Reencuentro y se sometió a un cambio radical con Pelayo Díaz (33) en Cámbiame. Después de un tiempo como colaboradora en Sálvame decidió abandonar definitivamente los platós de televisión con el fin de proteger a su hijo.

[Más información: Bea 'La Legionaria', en paro: sabemos cómo afronta su nueva situación]