El nombre de Karelys Rodríguez (26 años) no deja de desfilar por los platós de televisión desde que el pasado miércoles su imagen apareciera por primera vez en la portada de una revista del corazón. Lo hacía en actitud cómplice junto a Cayetano Rivera (42), y la publicación la describía como "una amiga" del torero. Unas imágenes paseando por Londres que hicieron zarandear los medios de comunicación y, desde entonces, de todo se ha hablado y especulado: que si ella quiere fama, que si es la 'traidora' del torero en connivencia con el fotógrafo. 

Noticias relacionadas

Acusaciones sin fundamento que, por fin, han encontrado respuesta -a medias- por su parte a través de un comunicado. Sus palabras, en nombre de sus letrados, llegan justo cuando su entorno comienza a arrojar testimonios, como el de esa supuesta amiga de la época estudiantil -que la califica de "trepa"-, o el de su propio hermano. Ambas voces que, no obstante, han oscurecido más su perfil, sin despejar ninguna duda. En el mencionado escrito de este lunes se apunta a que estas informaciones "solo suponen el inmiscuirse en vidas ajenas, escudriñando su vida privada y carentes del más mínimo interés general, que doña Karelys no tiene ninguna obligación jurídica de soportar". 

Con todo, los letrados solicitan que se retire toda información sobre su representada y detallan que este "acoso mediático" está perjudicándola a nivel personal y profesional, a la vez que supone un menoscabo en su honor e intimidad. Más allá de estas líneas oficiales, ¿cómo está viviendo realmente Karelys esta situación? JALEOS ha podido conocer que la mujer, abogada y afincada en Londres, "no puede más con la presión". Es demasiado el ruido, estruendosos los perfiles que se trazan de su persona. 

La joven en una imagen de su perfil de Instagram.

Muy agobiada y superada por el interés mediático, la joven estudia emprender acciones legales contra los medios de comunicación que continúen hablando y, sobre todo, injuriando sobre su persona. Entiende la joven que no es un personaje público y que esas imágenes "vieron la luz en contra de su voluntad", tal y como apunta a este medio alguien cercano a ella y que bien la quiere: "Ella jamás lo habría consentido y nunca lo ha buscado. Jamás quiso ser famosa ni entrar en ese mundo". Así y todo, se explica que Rodríguez desea por todo los medios frenar este río informativo.

Eso sí, sorprende sobremanera que ni Cayetano a su llegada a España tras la portada ni Karelys en su comunicado de esta semana hayan aclarado la naturaleza de su relación. ¿Por qué nadie zanja de una vez por todas las especulaciones? ¿Por qué tanto el diestro como esta mujer se afanan únicamente en preservar su honor y el de los suyos? ¿A qué se debe este silencio? Se apostilla que 'la amiga' se sentiría "dolida" ante el hecho de que no se la haya 'protegido' mediáticamente de algún modo. 

En otro orden no muy lejano, se informa a este medio que tal es la presión y el interés para que ella rompa su silencio que se le ha ofrecido un cheque en blanco para que ponga la cifra a percibir. Ni con esas; se mantiene, de momento, en el más férreo silencio en lo que respecta a pormenores. Y eso que ha recibido llamadas desde programas y revistas del corazón. Es el testimonio más buscado del momento ante la aparente normalidad que se respira entre Cayetano y su mujer Eva González (39): tras la tempestad, parece que llega la calma y ya se los ha visto juntos, en familia. Como si nada hubiera pasado. 

Karelys, acorralada por una examiga

La examiga de Karelys hablando en el programa 'Socialité'. Mediaset

En estos días de tsunami mediático, el círculo de Karelys ha cerrado filas en torno a la joven y ella misma ha decidido desaparecer de todos sus perfiles online como Facebook e Instagram. Sin embargo, una persona que se ha presentado como su examiga ha desvelado las presuntas intenciones de Karelys Rodríguez con el marido de Eva. 

Según el testimonio al que ha tenido acceso en exclusiva el programa Socialité este pasado fin de semana, esta mujer, que ha preferido no desvelar su identidad, conoció a la abogada hace ocho años cuando ambas estudiaron con una beca en Canadá. "Fuimos compañeras de residencia y de escuela. Íbamos a clases de inglés juntas, estábamos en la misma residencia, aunque no en la misma habitación, pero sí en el mismo pasillo. Siempre salíamos juntas. Ella era de Canarias, me contó que se había ido a Madrid a estudiar su carrera, Derecho, y decía que ella se iba a las bibliotecas más de postín para conocer a chicos y conocer a famosos para que la invitaran a fiestas y que ella había venido a cazar a un tío a Madrid".

Según las palabras de esta examiga, Karelys pertenecía a una familia con recursos limitados y, de pronto, se matriculó en una universidad privada y empezó a llevar un alto nivel de vida en la capital de España. "Karelys era una chica de familia muy humilde, pero muy muy humilde y, de buenas a primeras, empezó a tener una vida de lujo: ropa de marca, se cambió a una universidad privada... Me contaba que había conocido a un famoso con el que estaba a escondidas y ese famoso le había proporcionado todas esas cosas", sentencia esta persona. 

"Lo que te puedo decir de esta chica es que es una trepa, una cazafamosos y que seguramente haya sido ella quien ha llamado a la prensa para que la pillen en Londres con Cayetano. Ella vino a Madrid para trincar a un famoso", concluyó esta mujer. 

[Más información: Abogada, adicta al fitness y 16 años menor que Cayetano: así es la misteriosa amiga del torero]