María José Campanario (40 años) se ha convertido en el azote de Telecinco en los tribunales. Este año, la esposa de Jesulín de Ubrique (45 años) ha logrado vencer a la cadena en tres procesos judiciales diferentes. En todos esos casos la justicia dio la razón a la odontóloga y consideró que los medios de comunicación habían vulnerado su derecho al honor. 

Noticias relacionadas

En la mayor parte de estos casos ha jugado un papel importante la fibriomialgia que sufre Campanario. La salud de una persona y todo lo que ello rodea es un ámbito sobreprotegido por la justicia, incluso si se trata de un personaje público como es la esposa de Jesulín de Ubrique. 

La primera vez que la justicia dio la razón a la odontóloga este año fue en junio. Los tribunales de Arcos de la Frontera sentenciaron a favor de Campanario y condenaron a Telecinco y a José Antonio León por un delito de intromisión en su intimidad y fueron condenados a pagar 8.000 euros de forma solidaria, tal y como informó en exclusiva JALEOS en su momento. 

La de Castellón demandó a la cadena y al reportero por considerar que algunas de las informaciones que habían publicado trataban su estado de salud y su último ingreso hospitalario. El problema para Campanario fue, según ella, que se la adjudicó el diagnóstico de una enfermedad que carecía de veracidad y que sus problemas médicos estaban siendo aireados hasta convertirlos en dominio público. 

José Antonio León ha sido el encargado de informar de los ingresos hospitalarios de María José Campanario.

Finalmente, ni el periodista sevillano ni la cadena decidieron recurrir la sentencia, y a mediados de octubre la empresa fue la encargada de pagar los 8.000 euros a Campanario, en concepto de daños morales. Sin recurso y acatando lo dictado por la justicia, la odontóloga pudo dar por cerrado el caso de José Antonio de León.

La segunda victoria de la esposa de Jesulín de Ubrique este año sobrevino el 3 de octubre. El juzgado de Primera Instancia número dos de Arcos de la Frontera y la Audiencia Provincial de Cádiz condenó a María Patiño (48) y a Telecinco por una intromisión en el derecho al honor y a la intimidad de la odontóloga; y decretó que tenían que indemnizar a Campanario con 6.000 euros y publicar la sentencia en el programa Sábado Deluxe.

Los hechos que se juzgaron habían tenido lugar hace años durante la emisión de un entonces llamado Sálvame Deluxe. En el programa, Patiño había asegurado que la de Castellón "había cogido por el cuello a su suegra". Una información de la que ni la colaboradora ni la cadena pudieron probar su veracidad, por lo que la justicia volvió a dar la razón a la esposa de Jesulín de Ubrique. 

Esta año, además, María José Campanario también ha estado inmersa en un proceso judicial contra Kiko Hernández (43) y contra la cadena de Mediaset del que, de nuevo, ha salido victoriosa. Demandó a ambos por los hechos que tuvieron lugar en 2015, cuando en Sálvame se difundió en directo el contenido de un parte médico de la mujer del torero.

Kiko Hernández ha perdido el juicio contra Campanario.

El equipo jurídico de Campanario se centró en que la salud de su clienta debía protegerse por encima de otros derechos. Manifestaron que el hecho de que un personaje público se haya lucrado vendiendo su vida personal, no es una causa justificada para que temas tan delicados terminen siendo de dominio público. 

"Se trata de una sentencia brillante en lo que concierne a la argumentación jurídica de la vulneración de la intimidad, pero que no compartimos en lo referente a la valoración económica del daño. Nuevamente, la obsoleta Ley Orgánica del año 1982 vuelve a actuar en contra del justiciable a la hora de ver restituidos sus daños morales", comentaron en su momento los letrados de Campanario.

Un bufete prestigioso

Para todos estos pleitos María José Campanario confía en el bufete de abogados Averum, una firma especializada en derecho al honor, defensa de la reputación corporativa y derecho digital.

La empresa se fundó hace más de 35 años y en la actualidad cuenta con dos sedes: una en Madrid y otra en Málaga, ideal para que la esposa de Jesulín de Ubrique pueda acudir a resolver sus disputas legales. 

Jesulín de Ubrique, María José Campanario y su equipo de abogados abandonado los juzgados de Arcos de la Frontera.

En concreto, uno de los abogados que más ayuda ha prestado a la odontóloga es el letrado Antonio González-Zapatero Dominguez, uno de los socios fundadores del bufete que está especializado en derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen (hechos que ha denunciado en repetidas ocasiones Campanario). 

A este letrado senior le ayuda su compañero de equipo Mario Bonacho Caballero, 
que también está especializado en el derecho al honor y que ha recibido multitud de premios en reconocimiento a su trabajo en este campo. 

María José Campanario ha trabajado de cerca con estos dos profesionales para crear la estrategia ganadora que ha conseguido derrotar en numerosas ocasiones al equipo de abogados de Telecinco. Juicio tras juicio, Averum abogados ha demostrado que el derecho al honor prevalece cuando se adentra en aspectos tan delicados como la enfermedad de la esposa de Jesulín de Ubrique.

[Más información: María José Campanario vence en los tribunales a Kiko Hernández y a Telecinco]