Este mes de noviembre está siendo de gran ayuda para Sara Carbonero (35 años) e Iker Casillas (38). Las últimas semanas se han llenado de buenas noticias para la presentadora y el exfutbolista, y es que mientras ella celebraba el fin del tratamiento contra el cáncer de ovario del que fue diagnosticada, él ya ha mostrado su interés de volver a ponerse los guantes de portero y saltar al campo tras sufrir un infarto en mayo. Pero por el momento en lo que están centrados es en recuperarse al cien por cien con los que más quieren y hacerlo en un entorno idílico.

Noticias relacionadas

La pareja está disfrutando de unos días de descanso y auténtica calma. El destino elegido ha sido España, en el corazón de Castilla y León. En la provincia de Salamanca existe una comarca llamada Sierra de Francia y uno de sus municipios más destacados es La Alberca. Nada menos que dieciséis amigos, entre adultos y niños, se han reunido en plena naturaleza castellana para encontrar la tranquilidad.

Para ello, los Casillas Carbonero junto a su grupo de amistades se han alojado en el magnífico y lujoso complejo de la Abadía de los Templarios. Un hotel spa y termal de arquitectura clásica y fachada amurallada en forma de castillo cuyas instalaciones interiores atienden a todas las comodidades del siglo XXI.

Este hotel de estilo medieval se encuentra en el centro del impresionante parque nacional de Batuecas y está rodeado de viejos castaños y naturaleza viva. A pesar de que su estampa sea de época, sus servicios incluyen piscina cubierta, una piscina al aire libre similar a un lago con hamacas y un bar. También hay pistas de tenis y amplia parcela de campo así como un área dedicada al relax con sauna, baños turcos, gimnasio, servicio de masajes y delicias locales para el paladar en su gran restaurante.

Uno de los laterales de la fachada de la Abadía de los Templarios.

El matrimonio se aloja en la suite presidencial de la Abadía que tiene un coste de 412 euros por noche. Se trata de la estancia de mayor categoría del hotel y es que posee 120 metros cuadrados. Según señala el complejo, la suite "dispone de una amplia zona de salón con chimenea y dos dormitorios, uno de ellos con cama matrimonial king size y el otro con dos camas individuales. Su gran baño está equipado con una bañera redonda de hidromasaje. Además, tiene una gran terraza de 250 metros cuadrados con espectaculares vistas a la sierra y posee una piscina privada de 40 metros cuadrados".

Algunos rincones e instalaciones de la suite presidencial en la que se aloja Sara e Iker.

La propia Sara Carbonero ha compartido en sus redes sociales varias imágenes de su estancia en la Abadía de los Templarios así como una fotografía de las villas y el campo que lo rodea junto a dos palabras: "Súper recomendación".

Esta frase de la presentadora hace ver las buenas sensaciones que está viviendo en La Alberca y que dan fe de que su recuperación avanza en paralelo a su energía positiva para salir adelante. Y es que tras meses refugiada en su casa de Oporto y sin compartir ninguna foto del presente -siempre recurriendo a recuerdos y sesiones de fotos pasadas- por fin ha llegado el momento en el que se siente feliz y segura de sí misma y de los suyos.

Su marido, Iker Casillas, con el que celebrará una década de amor el próximo año, también se muestra más tranquilo y mejorado después de un tiempo duro alejado de los focos y de su trabajo. Y es que la recuperación de ambos no es más que una gran muestra de lo mucho que se han apoyado el uno al otro.

[Más información: Sara Carbonero desvela cómo está siendo su lucha contra el cáncer]