En 2015, la empresaria Kylie Jenner (22 años) lanzó la marca Kylie Cosmetics con tres pintalabios de efecto duradero que se agotaron en el mercado en apenas horas. Cinco años después, esta empresa ha hecho que la pequeña de las Kardashian se convierta en una de las mujeres más poderosas de los Estados Unidos. De hecho, en marzo de este año fue nombrada la mujer joven más rica del mundo por la revista Forbes, desbancando al creador de Facebook, Mark Zuckerberg (35).

Noticias relacionadas

Ahora, y tras cinco años plagados de éxitos en los que la empresa no ha hecho más que crecer y generar ganancias, Kylie la ha vendido el 51% de las acciones a la multinacional Coty, de la que forman parte marcas tan reconocidas como Chloe, Marc Jacobs, Covergirl, OPI, Rimmel, Calvin Klein, Burberry o GHD. El acuerdo ha sido firmado porla friolera de 600 millones de dólares, lo que viene siendo 542 millones de euros. Se pone fin así el monopolio de Kylie sobre su empresa.

kylie jenner cuando se tiñó de rubia. Gtres

"Esta asociación nos permitirá a mí y a mi equipo mantenernos enfocados en la creación y el desarrollo de cada producto mientras convertirmos la marca en una potencia internacional de belleza", han sido las palabras de la joven tras el comunicado oficial. A través de esta asociación, ambas partes buscan expandir aún más el mercado en el extranjero y aprovechar los conocimientos de Coty en fabricación, distribución y comercialización.

"Nos complace darle la bienvenida a Kylie a nuestra organización y familia. La combinación de la visión creativa de Kylie y el gran interés de sus consumidores con la experiencia y el liderazgo de Coty en productos de belleza es un paso emocionante para nosotros y aprovecharemos nuestras fortalezas principales en torno a fragancias, cosméticos y cuidado de la piel, para que la marca de Kylie pueda alcanzar su máximo potencial", reza el comunicado que ha emitido la multinacional. Esta nueva asociación mantendrá a Kylie al frente del negocio, dejándole libertad de decisión y creatividad, tal y como ha hecho hasta el momento. 

Además de su visión empresarial, Kylie es una mujer muy familiar. El pasado año, abría las puertas de su hogar y de su cocina a la revista Forbes en un exclusivo reportaje de la mano de su madre y mánager, Kris Kardashian (62). Ese lugar de la casa, la cocina, se convirtió en una suerte de punto neurálgico para Kylie. En su centro de operaciones. "Si Hewlett Packard inmortalizó el garaje, Kenner tiene su mesa de la cocina", refuerzan desde la revista. 

[Más información: Una habitación ecológica y 36 pares de zapatos, el despilfarro de Kylie Jenner en su bebé]