Yana Olina (31 años) ya está en Madrid para vivir junto a David Bustamante (37). La bailarina profesional ha dejado Mallorca, destino que la acogió hace años tras aterrizar de su nativa Rusia, y donde ha ejercido su labor artística hasta el éxito. Una vez instalada en la capital española, Olina ha sabido cómo continuar su profesión convirtiéndose en profesora de baile.

Noticias relacionadas

La mudanza de la bailarina es la prueba irrefutable de que su noviazgo con el cantante avanza positivamente y se refuerza por momentos. Tomar la decisión de dejar su vida asentada en Palma de Mallorca, donde triunfaba en su categoría artística y estaba muy bien reconocida como profesora en la academia de baile que frecuentaba, supone el paso definitivo para el futuro de su amor con Bustamante, al que también conoció gracias a su disciplina profesional en el programa Bailando con las estrellas.

Pero este cambio de domicilio no le ha supuesto un gran quebradero de cabeza porque ya ha encontrado nuevo 'puesto de trabajo'. Yana ha anunciado que comienza a dar clases de baile en la zona de Pozuelo de Alarcón, donde vive el extriunfito en un piso de tres habitaciones.

La joven hacía pública su faceta de profesora en Madrid a través de sus redes sociales: "Me hace mucha ilusión y espero que a vosotros también. Hay diferentes cursos para los más pequeños y no tan pequeños. ¡Para todos los gustos! Los que quieren aprender a bailar, a pasarlo bien y mantenerse en forma". Al conocer la noticia, JALEOS se ha puesto en contacto con la bailarina, quien ha ofrecido más datos sobre su nuevo negocio.

Según cuenta la propia Yana a este medio, imparte "clases de bailes de salón y latinos además de bailes para competición". Y expone sus diversas categorías: "Puedes dar clases sola con los bailes latinos que se imparten por separado; o en grupo con diferentes bailes que también se presentan en la modalidad de competición; y en pareja, con la que traigas o con una formada dentro del aula". Se trata de una forma de trabajar que ya ejerció en Mallorca en el Club de Ball Esportiu Felanitx.

Aquel que desee que Olina sea su profesora en Madrid deberá abonar 45 euros al mes si recibe una clase por semana, o 55 euros al mes en caso de que sean dos clases.

Tras este cambio de destino son muchos de sus antiguos alumnos de Mallorca los que extrañan a su profesora y se lamentan de la mudanza, aunque le desean lo mejor en su nueva aventura. Sin embargo, parece que no necesita mucha suerte porque son miles los interesados en sus clases y así se han pronunciado en sus redes sociales. De hecho, algunos miembros del club de fans de David Bustamante aseguran que ya se han apuntado.

Su caché al alza como personaje público

Yana Olina y Bustamante hace un año que no esconden su amor.

Yana Olina era una persona anónima hasta hace un año y medio. Pero el nombre de la bailarina ya tiene un largo recorrido en los medios debido a su relación con David Bustamante a quien conoció en programa de TVE Bailando con las estrellas. Desde hace exactamente 17 meses la rusa y el cántabro se han vuelto inseparables, y es que las largas jornadas de ensayos y bailes en prime time dieron paso a una relación de amor que empezó con rumores y se ha consolidado al irse a vivir juntos.

Con total discreción Yana se ha convertido en la mujer que acompaña al cantante en su nueva vida y por ello su interés mediático ha crecido. Era hace un año, cuando aún su relación era un rumor sin confirmación, cuando Olina se convertía en reclamo para el photocall de una marca de restauración. Y entonces su imagen no vendía precisamente por valores positivos, según fuentes expertas: "Se ha convertido en el reclamo únicamente por ser la 'tercera persona' entre un dúo tan famoso como el de Bustamante y Paula Echevarría (42)". 

Sin embargo, tras casi dos años de relación con el de San Vicente de la Barquera, la bailarina tiene ganado el corazón de su novio, de sus fans y de parte de los medios de comunicación porque su humildad y discreción dan valor a su personalidad. Y es que ella ha demostrado que quiere ser admirada por su faceta profesional y no por ser novia de nadie.

[Más información: Yana Olina no necesita a Bustamante: su caché al alza pese a su fama negativa]