Isabel Preysler (68 años) ha acudido este miércoles al 30 aniversario de los bombones Ferrero Rocher, unos dulces a los que su imagen siempre irá asociada, y la socialité no ha dudado en atender a la prensa para hablar sobre su faceta como abuela, la salud de Mario Vargas Llosa (83), el éxito de Tamara Falcó (37) en la cocina de Masterchefe incluso de la difícil situación en Cataluña. 

Noticias relacionadas

La socialité ha lucido un vestido largo, en color negro negro, elaborado en tul de plumeti plisado, con líneas doradas y detalles en el escote. Un traje de alta costura, firmado por Temperley London (marca que escogió la reina Letizia (47) en su viaje a Japón) y que tiene un precio de 1.195 euros.

Volver a rememorar ese spot de hace 20 años...

Me siguen parando por la calle, preguntando por eso. Y digo... ¿Será posible? Con todos los años que han pasado.

Isabel Preysler y Jesús Vázquez, protagonistas del 30 aniversario de Ferrero Rocher. Ferrero Rocher.

¿Es cierto que les envían una pirámide de bombones a casa por Navidad?

Si, no dura nada.

Con los nietos...

Bueno, con los nietos y los grandes.

¿Qué es lo mejor de estos 20 años?

Sin duda el nacimiento de mis nietos.

Isabel, ¿cómo es usted como abuela?

Me encanta hacer de abuela. Lo disfruto muchísimo.

¿Y Mario también?

¡Uy! Mario aún más. Si le veis por un agujero no lo vais a creer. Está pidiendo todo el tiempo coger a Miguel en brazos, se pone de lo más contento, cada vez que pasa por el cuarto entra a darle un beso...

Antonella Sottero, directora general de Ferrero, junto a Isabel Preysler y Jesús Vázquez en la fiesta del 30 aniversario de Ferrero Rocher.

¿Tiene paciencia?

La verdad es que no tenemos que tener paciencia ninguno de los dos porque es un niño que siempre esta sonriente, contento... Eso sí, hay que estar entreteniéndolo, porque como está todo el día viajando, está acostumbrado a estar moviéndose todo el tiempo.

¿Y cómo están los mellizos de Enrique?

También monísimos.

¿Enrique y sus hijos la visitan mucho?

No, soy yo la que visito.

Preysler ha afirmado que le encanta ser abuela.

Tamara esta noche está cocinando, ¿se esperaba que fuera tan buena en Masterchef?

Si te digo la verdad, no. Tamara nos ha sorprendido. Está pasando una época muy satisfecha, contenta, ha salido muy feliz de Masterchef. Ahora está dedicándose un poquito más a la moda, que tiene más tiempo. Yo veo que está muy contenta.

¿Montaría Tamara un restaurante?

Mario acaba de llegar de La Rioja, que ha estado unos días, y dice: "No sabes la cantidad de gente que me preguntaba por Tamara".

¿Se animaría usted a participar en Masterchef, después de la buena experiencia de Tamara?

No, yo soy un desastre en la cocina.

Bueno, a Masterchef se va a aprender también...

Sí, pero primero necesitaría aprender mucho, mucho, mucho.

¿Como prepara las Navidades?

Esperamos juntar a todos los hijos, Chábeli incluida. Lo que no estoy tan, tan segura es si Ana y Enrique lo van a pasar con nosotros. Yo voy a ir a verlos antes, por eso no sé si podrán venir.

Isabel, ¿ha pensado en tirar la toalla profesionalmente?

Piensa que el trabajo que yo hago es un trabajo fácil y bonito. Entonces, mientras lo puedo seguir haciendo y mientras me sigan queriendo, aquí seguiré.

¿De qué dependerá el seguir trabajando?

Del físico mucho. Segundo, el que me guste la gente con la que trabajo. Tú tienes que creer en el proyecto en el que trabajas, si no, es totalmente imposible.

¿Cómo lleva el viajar tanto acompañando a Mario?

Pues ahí lo llevo, arrastrándome. 

Mario apareció el martes apoyándose en un bastón.

¿Mario qué tal está, que le hemos visto apoyándose con el bastón?

Está muy bien. Ha tenido un problema de la vértebra última dorsal. Entonces, le han pinchado, y le han dicho que tenga mucho cuidado, porque con las caídas se puede romper otra vez. Y cuando se te rompe una...

¿Cómo recibe Mario las felicitaciones por su apoyo a lo que está pasando en Cataluña?

Hay mucha gente que le agradece por ello. Es que es muy triste lo que está pasando en Cataluña. Y no es fácil la solución. Mario ha vivido allí muchos años, y tiene mucho cariño a Barcelona. Piensa que cuando él estuvo viviendo ahí estaba casi considerado como la capital de España.

¿Aconsejas a Tamara con los diseños?

No, casi me aconseja ella a mí, porque sé que ella es mucho más entendida que yo. 

[Más información: Tamara Falcó, la gran protagonista en la presentación de la nueva obra de Mario Vargas Llosa]