Mario Vargas Llosa (83 años) ha presentado su último libro y lo cierto es que ni su novela ni él se han llevado las miradas. Ni quisiera, como es costumbre, lo ha hecho Isabel Preysler (68); ha sido Tamara Falcó (37) el centro de atención y la que ha sabido llevar el protagonismo. Cada vez se conoce más íntimamente a la hija de Preysler desde que hizo su entrevista con Bertín Osborne (64) y se encuentra participando en MasterChef Celebrity. Así, se han sabido sus gustos y su manera de afrontar los retos en la vida. Por su naturalidad, se ha ganado el cariño de la prensa, quien, por otro lado, siempre ha sido un gran aliada.

Noticias relacionadas

Este pasado lunes, la pareja de Isabel Preysler ha presentado Tiempos recios, su última novela en la que ha estado trabajando estos últimos tiempos y que por fin ha visto la luz. La repercusión que va a tener va a ser muy positiva, ya que se ha lanzado de manera simultánea en veinte países de habla hispana, con una tirada inicial de 180.000 ejemplares.

Isabel Preysler y Tamara Falcó durante el acto atendiendo a los medios. Gtres

Si en un principio todas las miradas iban dirigidas al Nobel de Literatura y a su obra, cuando ha llegado Tamara Falcó a la fiesta ha conseguido ser el centro de atención. Luciendo un mono de estampado floral ha pisado fuerte en la presentación de la novela de la pareja de su madre, incluso ha hecho sombra a la mismísima Isabel Preysler. Su presencia era de esperar; la joven tiene muy buena relación con Mario Vargas Llosa y no ha querido faltar a un acto que sabe que le hace mucha ilusión.

En lo que respecta a su madre, ha lucido un vestido largo oscuro que ha lucido con la clase que le caracteriza. Agarrada a su pareja, no se ha separado ni un solo momento de Mario, quien ha acudido con un bastón. Lo cierto es que los dos siguen mostrando el cariño y el amor que se tienen mutuamente. De esta manera, la socialité preferida del papel couché ha sido de nuevo el apoyo principal para el escritor en uno de los días más importantes del año.

Isabel Preysler y Tamara Falcó no fallaron, pero tampoco lo hizo Morgana, la hija de Vargas Llosa, algo que se interpreta como un avance importante en la relación  entre padre e hija. Y es que, parece que las heridas del pasado empiezan a cicatrizar. Eso sí, la hija de Patricia Llosa (74) evitó posar ante los medios, aunque sí lo hizo en su cuenta de Instagram.

Tamara: "Me encantaría ser madre"

Hace unos días, Falcó acudió a un acto como embajadora de la prestigiosa marca de champagne Ruinart y allí confesó sus deseos de ser madre. Eso sí, aclaró, primero tiene que encontrar al hombre perfecto y es que por el momento no se plantea ser madre en solitario. En esa línea, reconocía que no está buscando al hombre idea, pero este, como requisito indispensable, debe tener "sentido del humor". Además, Tamara aprovechó para hablar de su paso por MasterChef Celebrity y de la cultura culinaria que se respira en su casa: "Mi padre me ha dado mucha cultura de comida, los Falcó somos muy de comer y los Preysler también pero a mi madre no se le nota, y es verdad que eso me ha ayudado mucho a que guste a cocinar". 

[Más información: Tamara Falcó: "Si encontrase al hombre, me encantaría ser madre"]