Rosa López en el evento de presentación de Aristo Canta.

Rosa López en el evento de presentación de Aristo Canta.

Famosos ENTREVISTA

Rosa López se sincera sobre el amor: "Tengo vida social y no soy ninguna monja"

JALEOS se ha puesto en contacto con la artista para conocer de primera mano qué proyectos laborales tiene a la vista y cómo se encuentra su corazón en la actualidad.

Noticias relacionadas

La cantante Rosa López (38 años) está feliz e ilusionada. La granadina ha sido elegida embajadora de un proyecto solidario, iniciativa del laboratorio farmacéutico Aristo Pharma Iberia, a beneficio de la Fundación Juegaterapia. El objetivo único de este proyecto (que en realidad es un concurso musical) es recaudar fondos para la construcción de un jardín natural en el Hospital Niño Jesús de Madrid. En él, los niños enfermos de cáncer podrían tener un espacio donde jugar al aire libre olvidando, por momentos, que están hospitalizados y siendo tratados de la citada dolencia. 

JALEOS se ha puesto en contacto con la artista para conocer de primera mano cómo se siente al ser embajadora de esta causa benéfica, qué proyectos laborales tiene a la vista, cómo se encuentra su corazón en la actualidad y qué piensa de la elección de Blas Cantó (27) como representante de España en Eurovisión 2020

Rosa López, embajadora de Aristo Canta.

Rosa López, embajadora de Aristo Canta.

Rosa, ¿cómo se siente al ser embajadora de este proyecto solidario?

Es un honor. Tengo muchas ganas de que empiece ya el concurso. Hay muchas personas jóvenes que tienen en mente conseguir un sueño y el hecho de provocar a la gente que tiene ganas de lograr esos sueños ayudando a los deseos de otros, como esos niños con cáncer, pues es muy bonito. Esos niños tienen una capacidad impresionante, ni siquiera se dan cuenta del aguante que tienen porque son niños. Lo que sí se dan cuenta es que están dentro de un hospital y de que eso no es normal. Salen a la calle y se dan cuenta de que hay otros niños que tienen una vida diferente a la que tienen ellos.

Cuente un poco de qué va este proyecto

Es un concurso musical en el que estamos involucrados Juegaterapia, Aristo Canta y yo. Vamos a intentar que con este proyecto muchas personas cumplan su sueño: no solo las que quieren conseguir el sueño de cantar sino también el de esos niños del Hospital Niño Jesús con la construcción del jardín.

¿Cómo se participa?

La forma de participar es muy curiosa y además muy bonita. Para apuntarse al concurso y mandar el vídeo tienen que conseguir una solicitud que solo se consigue yendo a una farmacia, a cualquier farmacia de España. Hay que entrar después en aristocanta.es y ahí formaré yo parte de un jurado. La música me cambió mi vida y me dedico a ello. Pero sobre todo estoy ilusionada por el hecho de que se pueda construir ese jardín: 'El jardín de mi hospi', se llama. 

Además de poner voz y rostro a esta causa solidaria también estrena single el próximo 25 de octubre, ¿verdad?

Eso es lo más importante ahora mismo, además de mi familia y de mi gente. Estoy deseando que salga Vacío, una canción que he compuesto con un amigo productor. Es la mejor canción que he hecho en mi carrera por el mensaje que lleva. Cuando tú le preguntas a un jovencillo que por qué hacen lo que hacen, nunca responden "porque quiero ayudar". Nunca lo escucho. Escucho cosas como "quiero ser famoso, quiero ganar dinero". Yo no quiero escuchar eso. Tengo sobrinos y no me gustaría escucharlo de mis sobrinos. Sueño, desde que tengo uso de razón, con ayudar. Mi música la utilizo para eso y por eso me gusta el proyecto en el que me he sumergido con Aristo Canta y Juegaterapia. 

Rosa López en la presentación del proyecto de Aristo Canta y Juegaterapia.

Rosa López en la presentación del proyecto de Aristo Canta y Juegaterapia.

La música es su vida y ahora justo se cumplen 18 años del arranque de OT1, ¿cómo lo está viviendo?

(Se emociona). Cerca de los míos, tal y como empezó. Tenía muchas ganas de ver a mi familia y estar aquí hoy en Granada, y casualidades de la vida, hace 18 años que empezó Operación Triunfo. Me gustaría que estuviera mi padre, pero bueno, eso es imposible...

¿Se arrepiente de las últimas declaraciones que ha hecho sobre el programa y su experiencia?

Yo vivo las experiencias como lo hacemos todo. Intento contestar con educación cuando me insisten mucho. Pero claro, de todo se aprende. En el mundo que me muevo sacan titular de la respiración. Lo que voy a hacer ahora es ser yo misma pero limitándome muchísimo a la hora de contestar. Estuve con muchas ganas de pasármelo bien durante el programa pero se ha sacado un titular precisamente de lo que más evitaba. Solo quise hablar de cosas bonitas. 

Sus compañeras fueron honestas, se sinceraron y dieron un golpe en la mesa

Bueno, yo también fui honesta. Muchas veces nos olvidamos de que hay que estar agradecidos. Estamos ahí gracias a los obstáculos y las alegrías. Yo estoy agradecida de la gente que me ha rodeado todos estos años. Cuanto más adulta soy, más cuenta me doy de que no es fácil. Hay que aprender de las experiencias. 

La vimos en Ven a cenar conmigo Gourmet Edition, ¿qué tal fue la experiencia?

Yo siempre digo que "cada uno va con su feria". Yo fui con la mente abierta, con muchas ganas de pasarlo bien, siendo agradecida de la oportunidad tan bonita para poder ganar un dinero y poder donarlo (yo quise donarlo a la Fundación Asperger de Granada). Pensaba que ofreciendo algo un poco cercano a los sabores que todo el mundo está acostumbrado pero con mi filosofía, pues... Hice un menú vegano. 

¿Pero se encontró fuera del grupo compartiendo mesa con gente con tantas tablas en televisión?

Me lo pasé muy bien. Tenía muchas ganas de experimentar y de conocer a la gente. Ganó Laura Matamoros y merecidamente, como persona y por lo que cocinó. Es un programa que está editado, son muchísimas horas durante cinco días seguidos. Empezábamos pronto y terminábamos tarde. El programa está editado: hay respuestas que no se corresponden con las preguntas. Hay gestos que tampoco van acorde, pero bueno, lo pasé muy bien y me partí de risa con el montaje. 

Llamó mucho la atención sus alusiones al amor, ¿cómo se encuentra su corazón ahora mismo?

Fueron muchas horas de grabación y de lo que menos hablé fue del amor. Cuando lo vi, me lo creí hasta yo. Hombre, yo estoy muy enamorada de mi familia, de mis amigos. Una monja no soy, te digo. Tengo vida social. 

¿Y algún hombre?

Mira, aunque lo hubiera, no te lo voy a decir. 

Quien sí está enamorada es su amiga Laura (Chenoa) que se casa el año que viene

Lo del año que vienen no lo sé. Yo estoy esperando que me diga fechas para preparar pamela. 

¿Ya ha habido una conversación e invitación?

Eso pregúntale a ella. Yo estoy igual que tú. Cuando ella me diga, yo me preparo.

Rosa López, embajadora de Aristo Canta.

Rosa López, embajadora de Aristo Canta.

Por otra parte, ya hay representante de España para Eurovisión 2020

¡Qué guay! Me alegré un montón porque la trayectoria de Blas Cantó es preciosa. Empezó muy pequeñito y verlo ahora cómo va a representar a nuestro país... Eurovisión es una experiencia muy bonita. Eurovisión ni cierra puertas ni tampoco las abre.

¿Qué consejo le da?

Mucha fuerza, que se lo pase bomba y que disfrute porque los nervios los vamos a pasar todos. Blas es un chaval supermaduro, tiene mucha fuerza y mucha madurez en el escenario para la edad que tiene.

¿Volvería a Eurovisión? Imagínese que se lo proponen por el 20 aniversario

Muchas veces me lo he pensado y viendo cómo está la sociedad... Yo, por tal de que haya una alegría, iría a Eurovisión aunque lo hiciera como el culo. Aunque lo hiciera mal. Yo iría solo a disfrutar y a transmitir alegría, ilusión, amor, paz, fuerza y energía a tope.

[Más información: Rosa López, Gisela, Natalia y Geno destapan el lado oscuro de 'OT 1': "Nos engañaban"]