Terelu Campos ha desvelado que en último año hubo momentos en que pensó que no iba a salir de ello.

Terelu Campos ha desvelado que en último año hubo momentos en que pensó que no iba a salir de ello.

Famosos ENTREVISTA

Terelu Campos, sobre su lucha contra el cáncer: "He pensado que no iba a salir de ello"

La excolaboradora de 'Sálvame' ha desvelado que ya se encuentra mucho mejor y que no se arrepiente de haberse sometido a una doble mastectomía. 

Noticias relacionadas

Siempre muy implicada con la lucha contra el cáncer, Terelu Campos (54 años) ha participado en la nueva campaña de Ausonia en colaboración con la Asociación Española Contra el Cáncer. Haciendo un balance de este complicado año, la presentadora ha reconocido que ha habido momentos en los que ha pensado que no iba a salir.

Lo primero, gracias porque al dar usted la cara, normalizamos el tema del cáncer.

Sí, yo creo que es importante pronunciar la palabra cáncer, y no pronunciarla siempre con miedo, porque hoy en día muchos se curan, y tenemos que seguir peleando para que cada vez sean más los que se curen

¿Usted cómo se encuentra?

Yo bien, comparado con el año pasado, porque por estas fechas estaba previa a la doble mastectomía. Pero bueno, ya ha pasado un año y estoy mucho mejor

En la actualidad piensa: '¿Para que me habré operado?'

No, no, yo creo que decir eso es una frivolidad, nadie se levanta por la mañana y dice me voy a hacer una doble mastectomía. Si yo me someto a ello lo hago con el apoyo absoluto de los médicos. No deja de ser una amputación, y entonces nadie se hace eso frívolamente, hay que ser muy serios y no se puede uno arrepentir de hacer eso porque estoy viva.

Terelu Campos quiere que se pueda pronunciar la palabra cáncer sin miedo.

Terelu Campos quiere que se pueda pronunciar la palabra cáncer sin miedo.

¿Cómo ha sido el último año?, ¿cómo lo ha vivido?

Ha sido un año complicado, hasta que pude comenzar a trabajar. Ha sido muy complejo porque la primera intervención fue muy dura. Ya me lo habían dicho y yo siempre he ido consciente, pero una vez que tú lo notas es más duro.

La segunda intervención, por motivos de cicatrización. Se contemplada esta posibilidad por problemas físicos y al final era normal que tuviera que ir a un injerto. Esa situación se complicó con el problema de la espalda y eso es lo que me ha tenido más ocupada. Al final tú te programas para decir: "Voy a sufrir mucho un mes y medio", y luego ves que es más y hay momentos de desesperación. Luego hay momentos que echas la vista atrás y sí que he pensado que no iba a salir de ello. Al final sí te das cuenta que sales de ello.

¿Ha sido diferente a la forma de afrontar el anterior cáncer?

Sí, al final esto no es 'corto por lo sano'. No es habitual que una persona tenga un cáncer de mama y tenga otro de otro tipo diferente, no es lo habitual y a la vez es bueno, porque si no hubiese sido una metástasis. Entonces, tener dos primarios te da muchas esperanzas de vida. Pro sí, es un mazazo y no ha sido fácil.

¿Cómo ha cambiado su estilo de vida?

No, yo mi alimentación es muy sencilla, yo creo que hizo gracia lo de la porra, y hay que reírse de uno mismo, pero o forma parte de mi alimentación. Yo tengo una alimentación muy básica. La chica que vive conmigo, me dice: "¿Solo comes esto?", y yo: "Sí". Es que yo no soy de darme atracones de comer, nunca he asaltado la nevera. Yo tengo amigos que dicen: "Yo cuando tengo ansiedad me subo y asalto la nevera", eso yo, por ejemplo, no lo he hecho en mi vida. Como de todo, carne, pescado, verduras, las pongo en puré porque no me gustan, soy muy poco de lechuga y eso, pero luego si como el resto de verduras.

Terelu Campos ha asegurado que tiene miedo de ir al gimnasio, por si le vuelve a dar un ictus a su madre.

Terelu Campos ha asegurado que tiene miedo de ir al gimnasio, por si le vuelve a dar un ictus a su madre.

¿Hace deporte?

El deporte es una asignatura pendiente. En el primer cáncer hice mucho deporte, luego no. Volví al gimnasio y tuvo lugar el ictus de mi madre. Eso me rompió la vida. Hay veces que me da miedo volver al gimnasio porque pienso que va a volver a pasar. Es absurdo, pero bueno. De todas maneras, aún hay cosas que me cuestan mucho hacer. Por ejemplo, no puedo coger peso. Tendría que hacer la elíptica, que la odio.

¿De qué manera le habla a su hija Alejandra Rubio sobre este tema?

Para Alejandra mis pruebas genéticas fueron importantes el saber que, aunque sea una cosa genética no es herencia genética. Evidentemente, es más fácil que yo pueda habérselo transmitido a mi hija, pero lo que nos dijo la genetista es una tranquilidad. Eso no significa, sin embargo, que dentro de tres años tengo que volver a hacer la prueba, y Alejandra igual. Son prevenciones que hay que hacer. Ojalá pudiendo hacerse un análisis evitáramos muchas enfermedades.

¿Cómo está afrontando el tema?

Ella sí está tranquila. Alejandra está concienciada, cualquier cosa que se nota primero me lo comunica y luego se va al médico. Está muy concienciada y educada por mí.

¿Usted está más tranquila desde que dejó el programa de Sálvame?

Yo no voy a hablar de nada que no sea de mi trabajo y de Ausonia, que lleva doce años comprometida con la Asociación Española Contra el Cáncer, que ese dinero que Ausonia da lo dona a la investigación.

¿Sigue con problemillas económicos?

Yo vengo a hablar de Ausonia.

¿Su madre qué tal está?

Mi madre está bien.

Según unas declaraciones en las revistas, su madre tiene problemas...

Es que no sé, no he leído las revistas. Además, que vengo a hablar de Ausonia, si fuera para hablar de esto me hubiera quedado en casita.

[Más información: Terelu Campos, desesperada, pone a la venta una nueva propiedad]