Antes de convertirse en uno de los jurados más críticos de la televisión española, Risto Mejide (44 años) trabajó durante años como publicista. El presentador se granjeó un nombre dentro de este sector y en 2007 fundó una empresa junto a su socio, Marc Ros, con el que abriría otras sucursales en Madrid y Valencia. El problema es que la situación financiera de estas empresas había sido delicada durante los últimos años. Hasta 2018, cuando parece que el presentador y su socio se han 'arremangado' y han encauzado las cuentas de las compañías. 

Noticias relacionadas

Según los datos a los que ha tenido acceso JALEOS, las dos sociedades han pasado de registrar pérdidas a obtener unos beneficios conjuntos que rondan el medio millón de euros. 

Un imperio de la publicidad

En 2007 Risto Mejide y su socio Marc Ros fundaron la empresa After Share S.L. Una pequeña agencia de publicidad que se constituye en los bajos de Vallcarca (un municipio de Barcelona) con muebles de Ikea, un empleado y mucha ilusión.

Por ese entonces Mejide ya había saboreado las mieles de la fama gracias a su trabajo como jurado en la primera edición de Operación Triunfo. Sus duras y sarcásticas críticas unido al misterio que escondían sus famosas gafas oscuras lo convirtieron en poco tiempo en uno de los personajes más destacables del concurso musical. Esto, unido a la reputación que tenían ambos socios en el sector de la publicidad les ayudó a realizar sus primeras campañas con gran éxito. 

Risto Mejide en una fotografía de redes sociales.

Solo dos años después abrieron una nueva oficina en Madrid, en la céntrica calle de la Pez y que se gestionaba a través de la compañía After Share S.L. 

Aunque ambas compañías constituyen el centro de su trabajo en el mundo de la publicidad, llevaban años registrando malas cifras. Hasta 2018, cuando las cuentas demuestran que Ros y Mejide han logrado encauzar las finanzas. 

La compañía que más ha notado esta mejoría es After Share S.L, que el año pasado registró unos ingresos superiores a los 4,27 millones de euros y unos beneficios de más de 159.000 euros. Este último dato es reseñable, pues en solo dos ejercicios ha pasado de registrar pérdidas (de más de 19.000 euros) a reducir drásticamente sus deudas y la mayoría de sus gastos. 

Un cambio similar ha tenido lugar en la empresa Before Share S.L. Aunque esta empresa ha reducido las ventas en 2018 (cuando alcanzó 237.000 euros) ha conseguido abandonar las temidas pérdidas y lograr unos suculentos beneficios de más de 315.000 euros. 

Además de presentador, Risto Mejide trabaja como publicista. EFE

Esto es posible porque a pesar de haber mantenido un nivel de gasto alto ha obtenido otros ingresos de explotación cercanos a los 1,16 millones de euros. Estos son ventas que se han obtenido por una actividad que no es la principal de la empresa, pero que se presenta con una cierta recurrencia. 

Todas estas cifras demuestran que las principales empresas de Mejide y Ros se encuentran en una tendencia ascendiente. La agencia de publicidad cuenta entre sus clientes con marcas de renombre como Skittles, Orbit, Naturgy, Bezoya, Mercadona o Vueling. 

Además de estas sociedades, los dos socios fundaron en mayo de 2013 la empresa After Share Valencia Sociedad Limitada, que gestiona su trabajo en esta ciudad levantina. Sin embargo, esta sociedad todavía no ha presentado las cuentas relativas a 2018.

Un contrato de cadena

Risto Mejide percibe la mayor parte de sus ingresos gracias a su trabajo en la televisión, donde tiene un contrato de cadena (según desvelan fuentes del sector a este periódico) con el grupo Mediaset, al que volvió en julio de 2016 tras un interlapso laboral de dos años trabajando con Atresmedia Corporacion.

Este tipo de contrato es una garantía para el grupo y para Risto, que recibe así una cantidad de dinero fijo independientemente de los resultados que consigue o del número de programas que emite. El presentador es una de las apuestas fuertes de la cadena, y en la actualidad trabaja como jurado en Got Talent y tiene su propio programa diario, Todo es mentira

A punto de ampliar la familia

Risto Mejide y su actual esposa, Laura Escanes, están a a punto de ampliar la familia con la llegada de la pequeña Roma, tal y como desveló en exclusivo JALEOS en febrero. 

A escasos días de que la influencer salga de cuentas, los futuros padres lo tienen todo preparado. El propio Risto aseguraba en una entrevista recienta que todo iba "bien, todo perfecto. Ilusionados y con muchas ganas" y añadía que cuando nazca la pequeña tiene planeado cogerse la baja de paternidad. 

La pareja también tiene listo el cuarto de Roma. La influencer ha reconvertido el que era su vestidor en un coqueto dormitorio, decorado en tonos blancos y marones siguiendo un estilo moderno. 

[Más información: Laura Escanes y Risto Mejide celebran su segundo aniversario de boda]