A pesar de los intentos de Rafa Nadal (33 años) y Xisca Perelló (31) por mantener en secreto los detalles de su boda, ha salido a la luz la fecha y el lugar del enlace: el próximo 19 de octubre al mediodía, en una finca de Pollença, según ha desvelado el diario mallorquín Última hora

Noticias relacionadas

El tenista y su novia desde los 14 años han decidido contraer matrimonio en este enclave paradisíaco, para posteriormente trasladarse a Sa Fortalesa donde se celebrará el banquete. 

Rafa Nadal ya liberó hace meses parte de su agenda para casarse en octubre con Xisca Perelló.

Se trata de una lujosa propiedad construida en 1628, que ya ha sido escenario de otras grandes bodas de deportistas como la del futbolista Gareth Bale (30) o la del jugador de baloncesto, Rudy Fernández (34).

Detalle del enclave donde contraerán matrimonio Nadal y Perelló.

La gran finca está al alcance de pocos bolsillos, y es que ha sido considerada la mansión más cara de España en varias ocasiones. Cuenta con 87.350 metros cuadrados, distribuidos entre terrazas, jardines, piscinas, calas privadas, helipuerto y varias casas que suman, en total, 17 dormitorios.

La localización de esta mansión, unido a las extraordinarias medidas de seguridad que rodearán al enlace, permitirán a la pareja disfrutar de una boda discreta y alejada de la mirada de curiosos y paparazzi

Está previsto que a la boda acudan cerca de 500 invitados, con personajes de gran importancia en el mundo del deporte, de la cultura y de la política. Acudirán algunos compañeros de profesión como Feliciano López (37) o Fernando Verdasco (35), ambos junto a sus parejas; y deportistas de élite como Pau Gasol (39) o Iker Casillas (38), entre otros.

Xisca, Nadal, el rey Juan Carlos y la reina Sofía durante su visita al complejo del deportista este verano. EFE.

Una de las presencias más llamativas será la del rey Juan Carlos (81), con quien el tenista y su pareja mantienen una gran relación. Este mismo verano, el emérito y la reina Sofía (80) aprovecharon su estancia en Mallorca para visitar el complejo deportivo del campeón español, donde fueron recibidos por el tenista y Xisca. 

A principios de año se conoció que Rafa Nadal y su novia desde la infancia habían decidido contraer matrimonio. La noticia se hizo pública a través de una revista, un hecho que no terminó de gustar al tenista, siempre tan receloso de su intimidad: "No voy a contar nada, ya me ha molestado bastante que saliera hoy en prensa...", aseguró en su momento a un diario mallorquín.

"Quieres preguntarme sobre la boda, ¿verdad?", continuó Nadal a los reporteros sonriendo. "Entiendo que hagáis vuestro trabajo, pero no voy a decir nada". El tenista pidió a los periodistas que comprendieran que nunca ha informado "de nada de esto", y que no va a hacerlo ahora.

[Más información: Rafa Nadal, muy molesto con la filtración de su boda a la prensa]