Gustavo González (53 años) ha encontrado un punto de equilibro entre su vida personal y profesional tras la vorágine de su divorcio y su furtiva relación con la polémica María Lapiedra (34). El colaborador, que acudió este miércoles al programa Sálvame (por fin) en calidad de contertulio, llamó la atención de los espectadores por un detalle en su rostro. 

Noticias relacionadas

Las imágenes no engañan y el rostro del fotógrafo se observa muy distinto al que presentaba tan solo unas semanas atrás en su última aparición en público. Pero, ¿qué trucos de belleza hay detrás de su 'nueva cara'? JALEOS ha contactado con Lola Sopeña, directora de las Clínicas de Medicina y Cirugía Estética Lola Sopeña, para averiguar desde el punto de vista experto qué tratamientos estéticos ha experimentado el reportero gráfico. 

Gustavo González, antes y después de los retoques estéticos.

"Gustavo González se ha realizado un tratamiento llamado rejuvenecimiento facial sin cirugía. Es muy similar al rejuvenecimiento facial femenino, tanto en técnicas como en productos. La única diferencia es cómo se infiltran los mismos, para que el resultado sea masculino. Se puede comprobar que Gustavo, en la zona superior del rostro, para eliminar las arrugas de frente, entrecejo y patas de gallo, se ha realizado una infiltración de toxina botulínica, conocida comúnmente como bótox", cuyo precio por sesión son 320 euros. 

Además, hay otro tratamiento al que se ha sometido y que Lola Sopeña ha concretado para este periódico: "Para mejorar la zona de las ojeras le han infiltrado un ácido hialurónco específico (el que mejor resultado da se llama Redensity) y para mejorar la flacidez de la piel y marcar ligeramente el ángulo del pómulo de una forma masculina y al mismo tiempo mejorar el surco nasogeniano, le han infiltrado hidroxiapatita cálcica, también conocida como Radiesse (por ser la primera marca que hubo en el mercado). Su precio es de 345 euros el Redensity y 400 euros el Radiesse". En total, Gustavo ha invertido 1.065 euros en rejuvenecerse el rostro.

Pero, ¿se trata de un tratamiento irreversible? Según desvela Sopeña, "el resultado es bueno y será mejor pasados unos 30 días, momento en que todos los productos estarán asentados y habrán generado gran cantidad de colágeno. Como comentaba al principio, los hombres pueden rejuvenecer el rostro al igual que una mujer, lo importante es que el médico realice la técnica adecuada para masculinizar el rostro y no infiltrarlo de forma femenina".

Sus nuevos proyectos familiares

María Lapiedra y Gustavo González. Gtres

En su faceta familiar, Gustavo González continúa su relación con la televisiva María Lapiedra. Después de jurar que no volvería hablar de su vida privada, este miércoles por la tarde en el plató de Sálvame terminaba desvelando no sólo en qué punto se encuentra su relación con su novia sino que tiene previsto ser padre de su primer hijo junto a María, el que sería su quinto vástago.

Kiko Hernández (42) hacía su labor y preguntaba de forma incisiva si González tenía algo importante que comentar en el programa o simplemente si tenía alguna noticia que dar. El paparazzo, queriendo desviar la atención, decía rotundamente que no tenía nada que decir: "No hay ninguna noticia que considere que tenga que compartir".

Jorge Javier Vázquez (48), aliado perfecto de Hernández en estos asuntos, quiso ayudar a su compañero y preguntó directamente si María estaba embarazada: "María no está embarazada, hace tiempo dije que no quería decir nada de mi vida pero ya he dicho en varias ocasiones que me gustaría ser padre con María". De esta manera, el colaborador explicó que uno de sus deseos pendientes es volver a vivir la paternidad del lado de la que fuera concursante de Supervivientes 2018.

María Lapiedra y Gustavo González, muy acaramelados.

No tranquilos con la respuesta que había dado el reportero gráfico, los colaboradores siguieron preguntando, ya que no entendían el secretismo con el que hablaba Gustavo y no se habían quedado satisfechos, informativamente hablando, con lo que había comentado. Hasta que al final, Gustavo confesaba: "Hemos estado intentado que se quedase embarazada". Desde que la pareja concursara junta en Sálvame Okupa, parecen encontrarse más felices que nunca. La realidad es que aquello que parecía que iba a durar poco, ya va camino de los diez años, si se tiene el cuenta el tiempo en que María y Gustavo comenzaron su relación, momento en que él estaba casado.

[Más información: Gustavo González olvida a María Lapiedra centrándose en su familia y amigos]