Los problemas y conflictos en Sálvame Okupa han estado presentes desde el primer minuto. La casa de Guadalix de la Sierra ha vivido, en la tarde de este viernes, su primera expulsión. Rafa Mora (35 años) ha sido el elegido por Gustavo González (53), líder del grupo, para abandonar el concurso. Todo ello pese a que en un primer momento este manifestó, en su total libertad, que quería que la expulsada fuese Carmen Borrego (52).

Noticias relacionadas

"Quiero que se vaya Carmen Borrego porque la he visto muy poco animada desde que hemos entrado", manifestó el colaborador de manera firme. Algunos compañeros como Lydia Lozano (58) se mostraron sorprendidos: "para nada, ha sido todo lo contrario. Estoy flipando". Pero no fue la única en 'oponerse'. Kiko Hernández (42), que moderaba la conexión en directo desde plató pronunciaba las siguientes palabras: "Gustavo, me pide la dirección que la decisión tiene que salir de ti", dando por hecho que podría haber estado influenciado por su pareja, María Lapiedra (34), a la hora de tomar la decisión.

"¿Te ha pedido irse Carmen Borrego?", a lo que él respondía un tanto dubitativo: "Me ha parecido que sí", algo con lo que la propia hija de María Teresa Campos (77) no estaba conforme: "Me voy sin problema, pero yo no he hecho ninguna señal".

Kiko Hernández evita que la expulsada de 'Sálvame Okupa' sea Carmen Borrego. Telecinco

"Si no respetamos las normas, van a tomar medidas contra ti", comentaba Hernández dándole la vuelta a una historia que él, bajo las órdenes que recibía por su pinganillo, se había creado: "A mí me extraña mucho que quieras expulsar a Carmen... vamos a jugar limpio".

Con esa afirmación, la decisión de Gustavo cambió en cuestión de segundos: "Si tiene que salir de mí, entonces quiero que el que abandone la casa sea Rafa Mora". Esto no sentó nada bien la extronista, que acusó al paparazzi de "calzonazos".  

Gustavo González, María Lapiedra y Rafa Mora en una imagen de Telecinco.

El cambio en su elección no pasó desapercibido en plató, y Kiko quiso aclarar que "la dirección del programa no tiene prioridades en que se vaya uno u otro". Todo ello sin que nadie le preguntase previamente. El presentador, además, recriminó su actitud a la pequeña de las Campos: "Me parece muy poco limpio acabar de llegar a la casa y pedir que te expulsen", algo que Carmen ha negado por completo.

La actitud de Hernández no pasó desapercibida para muchos seguidores del formato, que quisieron manifestar su desacuerdo a través de las redes sociales.

[Más información: 'Sálvame Okupa': estos son los 10 colaboradores que concursarán en el 'reality']