Que la relación amistosa entre David Bustamante (37 años) y Poty Castillo (59) no es todo lo fluida y cordial que era antaño no es ningún secreto. Los que antes se definían como hermanos, en la actualidad no se hablan y han roto cualquier tipo de comunicación. Hace unos días, durante un acto público, Poty hablaba desde el dolor: "Lo que ha pasado no tiene ningún tipo de explicación. A mí ya me da vergüenza hablar de este tema". 

Noticias relacionadas

Siempre diplomático e intentando calmar las aguas desde el mediático divorcio de Bustamante con Paula Echevarría (41), sorprendió sobremanera esa actitud ante la prensa un tanto beligerante. Sobre todo, de hartazgo. Según ha podido confirmar JALEOS, el enfado del coreógrafo es "mayúsculo" y está dispuesto a no dar marcha atrás en su amistad: "No quiere saber nada de David y cuenta que ha sido una de sus grandes decepciones".

Los examigos en 2017. Gtres

Castillo no entiende en qué ha obrado mal y por qué Bustamante no le habla: "Considera que todo lo ha hecho con la mejor intención y cree que su relación se ha vuelto irreconciliable por haber conocido a Miguel Torres (33) y llevarse bien con él". Han sido muchos los meses en que ha optado por dejar pasar el tiempo y que todo se recolocase. Estaba convencido que el valor de la amistad terminaría prevaleciendo y que su teléfono volvería a sonar. No obstante, nada de eso ha pasado y, en su lugar, han aumentado las hostilidades y Poty cree no merecer todo lo que oye en su entorno: "Está harto y dice que se acabó, que se ha hartado de las idas y venidas de David y de las actitudes infantiles". Cuenta el entorno de ambos que "algo se ha roto" para siempre y que nada volverá a ser lo mismo.

Lo cierto es que Poty y su mujer mantienen una excelente relación personal con Paula Echevarría; así fue cuando estaba casada con Bustamante y así sigue siendo en la actualidad. Los que conocen a Poty aseguran que él ha hecho "todo lo posible" por que la relación con 'Busta' volviera a ser la misma, pero no ha podido ser. "Él no tiene por qué pedir perdón por llevarse bien con Paula y su nueva pareja. Los frecuenta como antes hacía con Bustamante. Poty es muy amigo de sus amigos". 

Ahora solo queda olvidar esos 15 años de amistad y quedarse solo con lo bueno. Durante el acto público en el que habló más alto y más claro que nunca sobre Bustamante, Poty solo tuvo buenas palabras para Miguel Torres: "Bien, la verdad es que muy bien, nos hemos visto muy poco pero es un tío muy agradable, muy majo". Y, demostrando que Paula es una buena amiga, no dudó en hablar de su nueva casa, ese nido de amor que compartirá con el futbolista: "Ayer precisamente estuvieron Isabel y Martina viendo la casa, dicen que es maravillosa. Es que somos vecinos, es tan normal el rollo, no sé..."

Sea como fuere, retomando la enemistad entre Poty y Bustamante, el coreógrafo ha dejado patente en más de una ocasión que ha sido "totalmente unilateral": "Me dan ganas hasta de llorar", reconocía en una entrevista en septiembre de 2018. Incluso, a tal clima hostil ha llegado la situación que 'denunció' que Bustamante lo había dejado de seguir en redes: "No tengo ni idea de ese tema. Sigo a David en las redes, pero no le veo, el que no me sigue es él a mí. Yo no tengo problema. Nunca me he enfadado con él. No sé por qué me ha dejado de seguir".  

Bustamante, arropado por Yana

No todo son malas noticias en torno a Bustamante. Pese a su sonada y pasada separación de Echevarría y su ruptura de amistad con Poty, la vida le sonríe al cántabro. En concreto, el amor. Desde que se conocieran en un programa de baile, Bustamante y Yana Olina (31) han jugado al despiste con los medios de comunicación. Mientras se hablaba de la buena sintonía existente entre ambos, fruto de todo el tiempo que pasaban juntos, nunca quisieron confirmarlo públicamente y optaron por centrarse en sus carreras.

Hasta que el pasado abril David se atreviera a colgar una romántica imagen en sus redes sociales con Yana en brazos. En la fotografía se apreciaba cómo el de San Vicente de la Barquera cogía en volandas a la bailarina, como si estuviesen recordando viejos tiempos practicando algunos de los momentos que vivieron en Bailando con las Estrellas. Desde esta declaración de amor, ambos viven su amor sin ataduras y Yana se ha convertido en un pilar fundamental en la vida de Bustamante y en su mayor apoyo en los malos momentos. 

[Más información: Poty, harto de su supuesta enemistad con Bustamante: "Se me cae el alma a los pies"]