Sergio Ramos (33 años) se ha bautizado en la parroquia madrileña de Nuestra Señora de la Moraleja en la más estricta intimidad. El futbolista ha cumplido con este sacramento un mes antes de su boda en Sevilla con Pilar Rubio (41), según ha desvelado El Confidencial Digital. 

Noticias relacionadas

La ceremonia tuvo lugar este lunes a las 21:30 horas, cuando la parroquia estaba ya cerrada al público. Un detalle con el que el defensa se protegía de miradas indiscretas y posibles fotógrafos. 

Ramos llegó minutos antes de la sagrada ceremonia a bordo de su coche Audio A6 Deportivo sin la compañía de su prometida, Pilar Rubio. En la iglesia estuvo acompañado por un joven muy parecido a su hermano René (40) (una información que no ha podido confirmar El Confidencial Digital) que ejerció de padrino, y otros dos hombres de mayor edad que hicieron de testigos.

El especial rito tuvo lugar en la capilla de la iglesia y consistió en una breve misa tras la cual el futbolista y sus acompañantes se acercaron a la pila bautismal, donde Ramos recibió el santo sacramento. 

A la salida del templo, el defensa y sus acompañantes compartieron una serie de abrazos y felicitaciones tras llevar a cabo el paso principal para poder unirse en matrimonio con la presentadora por el rito religioso.

El futbolista se ha bautizado un mes antes de su boda en Sevilla con Pilar Rubio, que tendrá lugar el próximo 15 de junio. La pareja lleva más de siete años de relación y tienen tres hijos en común: Alejandro (1), Marco (3) y Sergio (5).

Aunque todavía hay muchas incógnitas en torno a este día tan especial, han trascendido algunos detalles sobre la boda. Por un lado, se sabe que los novios quieren que esta jornada sea un momento íntimo entre ellos y sus invitados, por lo que blindarán la ceremonia y el banquete: "Todos los invitados, en cuanto lleguen a la puerta de la finca, dejarán sus móviles y cámaras allí para que se sientan bien y puedan disfrutar tranquilamente del evento", detalló Sergio Ramos. 

Otro de los detalles que ha trascendido, y que más ha dado que hablar, es el grupo que amenizará la fiesta posterior a la boda. "Va a haber algo muy gordo y no es flamenquito. Es Top", unas palabras por parte de Pilar Rubio que llevaron a muchos a pensar que los novios contrarían a un grupo de rock (la música favorita de la presentadora) de la talla de Aerosmith o AC/DC. Una información que, sin embargo, todavía no han confirmado y todo apunta a que habrá que esperar al día de la boda para comprobar quién tocará finalmente en la fiesta. 

[Más información: Pilar Rubio da pistas sobre su boda: estos son los responsables de su peinado para el gran día]