Las vacaciones de Semana Santa se convierten en el mejor periodo para viajar y desconectar y no siempre la excusa es acudir a procesiones religiosas. Nuria Roca (47 años) y su marido Juan del Val (49) son de los que han aprovechado estos días para disfrutar de una de sus ciudades favoritas: Nueva York. Y no lo han hecho de cualquier forma, porque el hotel que han elegido para ser turistas vip de la Gran Manzana no está al alcance de todos los bolsillos.

Noticias relacionadas

En pleno parón del programa El Hormiguero en el que colabora la presentadora y tras el reciente lanzamiento de la nueva novela del escritor, Candela, el matrimonio ha querido poner tierra de por medio y dedicarse tiempo a ellos mismos en la ciudad que nunca duerme. En esta ocasión no les han acompañado sus tres hijos, se encuentran a más de 8.000 kilómetros de España y se alojan en un lujoso hotel en una de las mejores zonas de Nueva York, ¿existe un plan mejor para la desconexión absoluta?

The James New-York SoHo es el hotel que han elegido para perderse en Manhattan. Aterrizaron el pasado sábado 13 de abril en el aeropuerto JFK y desde entonces hacen su vida en el barrio más bohemio e histórico de la city: el SoHo, a un paso de la zona de TriBeca, Wall Street o el emblemático edificio One World Trade Center.

El lujo tiene un precio en la ciudad de los rascacielos y para alojarse en un hotel certificado con 4 estrellas y media en el corazón del Lower Manhattan el desembolso no es pequeño. Nuria Roca y Juan del Val han gastado 2.300 euros -a 455 euros la noche- en sus cinco días en Nueva York.

El hotel está en el cruce de la sexta avenida con Broadway y Grand Street. Centros comerciales, de ocio y de moda inundan la zona. Al tratarse de un artístico barrio donde reina la creatividad, los graffiti se asoman en cada esquina y de hecho, las misma fachada del hotel The James presenta un gran y colorido mural, lo que unido a su edificio completo creado con cristaleras consigue que se convierte en un atractivo visual alejado de los alojamientos más convencionales.

El complejo tiene la etiqueta de 'VIP' en los portales de reservas y es que los amplios servicios que ofrece, sus instalaciones, su modernidad y su localización en pleno centro financiero y al lado del 11-S Memorial hacen que sea un punto de estancia ideal para cualquier privilegiado turista.

No es la primera vez que Nuria y su marido viajan a Nueva York, por eso no se han dejado ver por atracciones como la Estatua de la Libertad o Central Park, y ya recorren sus calles con el mismo manejo de los ciudadanos locales. Se pierden por sus avenidas, conocen los clubs perfectos para los brunch y caminan por los mágicos barrios de Little Italy y Chinatown con la misma agilidad que sus habitantes.

Estas vacaciones están sirviendo para recobrar la energía y volver con fuerza a sus respectivos trabajos. No obstante, no han desconectado del todo, ya que a pesar de la distancia, Juan del Val ha continuado con la promoción de su libro vía redes sociales, y Nuria Roca ejerce de influencer y de bloguera recomendando lugares de la city y hablando de las marcas de las que es imagen. Ni siquiera la Semana Santa les para.

[Más información: La ajetreada mudanza de Nuria Roca y Juan del Val: el motivo por el que viven entre cajas]