Unos días después de lo esperado en un principio, pero tras una inoportuna neumonía, Alejandro Sanz (50 años) por fin visitó El Hormiguero para presentar su nuevo trabajo de estudio, #ElDisco, que se puso a la venta el pasado viernes.

Noticias relacionadas

Como todo invitado platino del talk show, el madrileño entró al plató subido a un coche descapotable. Desde el primer momento se notó que gran parte del público estaba formada por fans suyos, tarareando uno de sus primeros singles, Mi persona favorita.

Desde esos primeros compases se vio la sintonía entre Pablo Motos (53) y su invitado. "Quería agradecerte el cariño y la comprensión. Me sentía peor por no estar con vosotros", aseguró el artista madrileño. Por su parte, el presentador de El Hormiguero reconoció que “ha sido una semana movida, pero al final ha merecido la pena estar aquí contigo y brindar por el nuevo disco”.

Este jueves quedó patente la buena relación entre Pablo Motos y Alejandro Sanz.

Sobre esto, Alejandro Sanz defiende que "siempre que entro al estudio voy con la premisa de darlo todo". Una entrega que ha quedado plasmada en su nuevo trabajo, el cual cuenta con una edición especial. "Ahora que te veo más 'cuadrado' que un Sugus te regalo esta camiseta y un vinilo transparente", comentó el cantante mientras le hacía entrega a Motos de esos presentes. "Si le añades una botella de whisky y un bote de melocotón vale como cesta de Navidad", bromeó el presentador.

Tras el presente, Sanz siguió haciendo gala de su buen humor con Pablo Motos. "Solo hay dos cuentas de Instagram que me tienen impactado: la de National Geograhic y la tuya. No es que quiera llevar el peso de la entrevista, pero…", aseveró entre risas, aunque, eso sí, sus últimas semanas no han estado marcadas precisamente por momentos graciosos.

"Una semana antes de la neumonía tuve un esguince en el velero. Se cayó una chica al agua, me tiré al agua, se me quedó el pie enganchado al cabo… En realidad se me fastidió jugando al tenis, pero no quería contarlo. Ahora estoy montando los conciertos que es una etapa que para mí es increíble".

La entrega de la tarjeta platino derivó en que Alejandro Sanz reconociera que algún favor se cobrará aunque sea en el futuro. "No voy a ser como Carmen Machi (55), que te pidió un chocolate con churros. Me guardo la tarjeta, aunque sé que no hace ni falta, porque tú, como si fueras mi familia”.

Más que amigos

Fue en ese momento cuando llegó la confesión más íntima de Pablo Motos y que explica la buena relación que tiene con el cantante madrileño: "Yo estoy unido a ti, porque cuando murió mi padre estuviste aquí conmigo. Cuando murió mi madre había quedado contigo para cenar y que me enseñaras el disco. Tuve que posponerlo y en el velatorio la primera corona de flores que había era la tuya".

Alejandro Sanz ha apoyado a Pablo Motos en la muerte de sus padres.

Tras esa declaración tan personal y ver un vídeo de cómo han pasado los 13 años desde la primera visita de Sanz a El Hormiguero, Motos sacó de nuevo su lado más bromista para comentar a su invitado que "sigues conservando la mirada de cabroncete”. Esa chispa la mantuvo Alejandro Sanz, quejándose, con un punto humorístico de que "he visto que en algunos momentos me habéis subtitulado, pero no entiendo nada. Ahora quizá estaría bien, que estoy con antibióticos".

Volviendo a su nuevo trabajo, Sanz confesó que apuesta por el vinilo porque "primero, la verdad es que el disco creo que va a desaparecer el formato del CD, el vinilo quedará como algo fetiche. Pienso en todo". Ese hilo lo siguió Motos para responderle que cómo no iba a hacerlo si "siempre estás en la cama enfermo".

Sobre sus gustos musicales, el artista reconoció tener muchos discos, y no sólo de temática musical. "Tengo muchos vinilos, de AC/DC, de los Rolling, de Paco de Lucía… cómo no voy a tener el de Emilio Aragón (59). El más hortera que tengo es uno de chistes, da igual quién lo cuente. Vete a las cintas de Arévalo (71). Recuerdo a mi padre que las ponía", recordó.

Sobre el estilo de este nuevo trabajo, valoró que "la música se va moviendo y lo mejor para no estar a la moda es pasar de la moda. Siempre intento darlo una vuelta de tuerca a todo, me pongo ese reto. Si no llegas a la gente es que tu trabajo no está bien hecho".

"Cena con mis amigos de Moratalaz"

Yendo un poco más allá, habló de las colaboraciones con las que cuenta su último disco. "Hay gente muy escogida. El caso de Nicky surgió porque llegó a mi casa; pensaba hacer algo con Celia Cruz. Judith Neddermann, Residente, Camila Cabello (22)… La música y la política deberían estar a nuestro bienestar, sólo una está cumpliendo su objetivo".

Alejandro Sanz ha acudido a 'El Hormiguero' a presentar su nuevo disco.

Después de eso, Sanz miró a su juventud para calificar que "como gamberro, yo me veía como un diez y los demás me veían como un seis; era el que tocaba la guitarra", aunque el hecho de vivir en Miami no impide que olvide sus orígenes: "Hoy he cenado con mis amigos de Moratalaz tras 30 años".

Tras el lanzamiento, ahora llega uno de los momentos más esperados por cualquier artista, la presentación en directo del disco. "Empezamos la gira en Sevilla el día 1 y después estaremos en Elche, Madrid y Barcelona. Esos cuatro conciertos están agotados. Acabaremos la gira en Santiago antes de irnos a Estados Unidos".

Sobre los conciertos, el madrileño compara con sus inicios para destacar que "en la primera gira, que tenía solo diez canciones y como tenía que estar una hora y media, daba discursos y hacía versiones de mis temas. Ahora trato de ser espontáneo, entre otras cosas porque hay gente que repite conciertos y no me parece bien que escuchen siempre lo mismo".

Esa popularidad le llevó a ser conocido, en palabras de Motos, como el desmayador. "La gente empujaba para estar en las primeras filas y eso no lo aguanta nadie" explicó.

La entrevista se cerró con otro momento de complicidad entre el presentador y el invitado: "Cada vez que vienes se ilumina este plató", dijo Pablo Motos antes de fundirse en un abrazo sentido con Alejandro Sanz.

[Más información: Alejandro Sanz cancela sus compromisos profesionales tras ser hospitalizado por una neumonía]