Después de la visita de Pablo Iglesias (40 años), El Hormiguero ha continuado este miércoles con su particular cuenta atrás hacia las elecciones generales del 28 de abril. En esta ocasión, el invitado ha sido el líder de Ciudadanos: Albert Rivera (39).

Noticias relacionadas

Ataviado con un look un poco más informal de lo habitual, Rivera comenzó la entrevista hablando del ajetreo que conlleva esta época para un político. "Ya no sé dónde empieza la precampaña y dónde la campaña, realmente son 15 días, pero no paramos. Ayer estuve en Galicia, mañana voy a Asturias", relató.

Lo que quedó claro desde el primer momento es que Pablo Motos (53) iba a seguir con la línea de preguntas incómodas que caracterizaron la entrevista con Pablo Iglesias. La primera cuestión seria para el líder de Ciudadanos, el lío de las primarias a la hora de elegir al candidato de su partido para la Junta de Castilla y León. "No había papeletas, era una votación telemática", intervino Rivera, recordando que en su formación se han hecho "unos 300 procesos de primarias, hay ganadores, perdedores, gente que recurre… siempre es mejor que voten miles de personas. En mi partido votan los militantes y seguirá siendo así, a pesar de ese tropezón".

Albert Rivera, a su entrada en 'El Hormiguero'.

A la hora de definir a Ciudadanos, el político barcelonés habló de "un partido liberal y constitucionalista, por lo tanto no soy conservador. Este país ya no es rojo o azul". En este sentido, insistió en que "hay muchas diferencias con el PP. Te puedo decir 100, pero me quedo con varias como el hecho de que a los jueces del Tribunal Supremo los deben elegir los propios jueces, no políticos; pensamos diferente en cuanto a la gestación subrogada, nosotros estamos a favor… Lo importante es que, a pesar de pensar distinto, hay que ponerse de acuerdo".

Fichajes y relaciones entre la derecha

Uno de los aspectos que más está dando que hablar en las últimas horas son las incorporaciones de los diferentes partidos. Al respecto, Rivera argumentó que "uno no nace del PP y se muere del PP, el mundo cambia". Más concretamente, Motos le recordó las críticas que hizo en su día al que fuera ministro de Trabajo en la era Zapatero (58), Celestino Corbacho (69), del que el líder de Ciudadanos dijo que "no es un fichaje, ha roto el carné del PSOE porque el señor Pedro Sánchez (47) ha pactado con los nacionalistas".

Quizás el asunto al que más tiempo se dedicó en la entrevista fue el de los posibles pactos postelectorales. "Para gobernar este país estoy dispuesto a ir con el PP, nadie va a tener mayoría. Esto no significa que haya tirado la toalla, pienso que podemos ganar. Propongo formar un Gobierno, y siendo realista, propongo hacerlo con el PP, porque creo que nadie va a sacar mayoría absoluta. En Andalucía ha habido un gobierno de cambio y creo que en España también lo va a haber", expuso.

Sin salir de esta materia, Motos lanzó un dardo a su invitado con el ofrecimiento de Pablo Casado (38) a darle el Ministerio de Asuntos Exteriores. Rivera se tomó con gracia y dijo que le puede ofrecer al líder popular "el Ministerio de Universidades". Tras esa broma, el candidato de Ciudadanos destacó que "nos jugamos mucho, un país estable, que no nos condicionen los independentistas. Creo en la victoria, creo que se puede echar a Sánchez, desde el centro, no desde la derecha y sin mochilas de corrupción. Prefiero que voten los españoles y no repartir ministerios de antemano".

El líder de Ciudadanos habló claro sobre lo que opina del resto de candidatos.

Preguntado por un hipotético pacto con Vox, Rivera comentó que "no hace falta; con el PP bastaría". En este sentido, son varias las cosas que el líder de la formación naranja no comparte con el partido de Santiago Abascal (42): "No hace falta que haya pistolas en los colegios, y estoy a favor del colectivo LGTBI, no como ellos que les consideran enfermos. Se están haciendo cábalas. Quiero algo similar a Andalucía, donde no está Vox. Vox tendrá que decidir durante la investidura si apoya a Sánchez o a un Gobierno formado por Ciudadanos y el PP, un Gobierno serio que cumplirá con España y con Europa. Necesitamos un cambio tranquilo, desde el centro. Y yo quiero encabezar eso".

Críticas a Pedro Sánchez

Una de las ideas sobre las que hizo más hincapié Rivera es el hecho de que Pedro Sánchez no repita en el poder, a pesar de que el ministro Ábalos (59) dijo recientemente que estarían abiertos a pactar con Ciudadanos: "Ha gobernado 9 meses con Podemos y los independentistas. Creo que el PSOE sigue teniendo ese plan. Sacaron un tuit en su cuenta diciendo que los que llevábamos una bandera de España somos fachas. Han escogido un camino que no comparto, el de apoyar a los que han querido dar un golpe de Estado. No podemos estar bajo el yugo del separatismo. Quiero un gobierno libre del independentismo", precisó.

En ese momento, Motos le recordó a Rivera que en su día dio su voto a Pedro Sánchez, algo que asegura que ahora no repetirá: "Con mi voto Pedro Sánchez no será presidente; ha pasado a ser un problema más desde el momento que legitima a los anticonstitucionalistas. En su momento, apoyé a Sánchez porque Rajoy se rajó. No se podía dejar a España bloqueada, sine die. Hicimos lo que nos pedía el Rey, sino se iba a unas terceras elecciones. Lo volvería a hacer, era una difícil elección, pero no nos podíamos permitir unas terceras elecciones", argumentó.

También hubo tiempo para valorar los llamados viernes sociales, unas medidas a base de decretos leyes, que Rivera promete suprimir en el caso de gobernar: "Es otro motivo más para cambiar las cosas. Los españoles merecen respeto y no sacar adelante ideas que suponen un gasto que sale del bolsillo de los contribuyentes".

A nivel político, el último tema que se abordó en la entrevista fue el conflicto en Cataluña. Rivera se mostró "triste" por el hecho de ver a “familias rotas, gente que no se dirige la palabra”. "Muchos días están amenazando a gente de mi partido y de mi familia. No hay derecho a que hagan esto con una tierra tan maravillosa como Cataluña. La situación está enquistada, hace falta sentido común y de convivencia. Tengo amigos independentistas. No aspiro a que la gente piense como yo, sino a que nos respetemos", comentó.

Sobre los llamados presos políticos, tiene claro que "lo que agravaría la situación es que entre políticos indultáramos a otro político. Los indultos hay que suprimirlos, que se cumpla lo que diga un juez". Esta idea conectó directamente con las críticas a la cadena autonómica TV3: "Sólo pido que cumpla la ley y que con dinero público no se insulte a la gente. Han llegado a llamar puta a Inés Arrimadas. Basta ya. TV3 es el NO-DO del siglo XXI. Ese dinero no se puede destinar al odio y al enfrentamiento, sino a la pluralidad y a la información".

Su lado más personal

Lo que sí cambió respecto a la entrevista del día anterior es que el programa sí dejó un poco más de espacio para el entretenimiento, aunque primero Motos apeló a la faceta más personal de Albert Rivera, preguntándole por la relación su hija, concretamente si sabía a qué se dedica: "Le digo que hago leyes y ella ya sabe, es muy discreta, pero lista. Voy a intentar educar a mi hija en libertad. Me siento muy orgulloso de ello. Ser padre me ha cambiado la vida. Una conversación con una hija te hace mucho más que numerosas horas de vuelo en política. La quiero mucho", valoró.

Tras eso, llegó el turno de Trancas y Barrancas para someter al líder de Ciudadanos a un cuestionario mucho más informal, en el que reconoció que le da pereza afeitarse todos los días. "En verano, cuando no me veis, me dejo barba", dijo. Respecto a si se ha sentido espiado, recordó que unas informaciones aseguraron que sí, pero que no es paranoico en este sentido. También tiró de ironía para decir que "Pablo Iglesias ha aprovechado los permisos de paternidad que aprobó Ciudadanos". Además, también le aconsejó que "a la hora de cambiar los pañales por la noche, a veces hay que hacerse el dormido".

Pablo Motos y Albert Rivera se divirtieron en directo con un videojuego.

Recordó algunos de los dibujos animados que más ha visto en casa, como Peppa Pig o La Patrulla Canina, antes de asegurar que en el momento de la entrevista no llevaba dinero encima; "no tengo aquí la cartera, pero no suelo llevar mucho dinero en efectivo, porque suelo dejarme la cartera en muchos sitios".

Para acabar con el cierre amable del programa, Rivera ganó al presentador una carrera simulada de motos, una de sus grandes pasiones.

[Más información: Malú y Albert Rivera, más que amigos tras la separación del político]