Antonio Banderas (58 años) ha cambiado la claqueta por el casco. Su único objetivo es claro: lograr apasionar al público. Actualmente el actor pasa la mitad de su tiempo en su Málaga natal pendiente de todos los pormenores de su Teatro del Soho, al que le dedica todos sus mimos y cuidados. El actor está convencido que su inauguración el próximo otoño va a ser todo un bombazo. Las obras van viento en popa. Hace solo unos días el actor nos contaba que estrenará con el musical de moda: A Chorus Line,  de James Kirkwood Jr y Nicholas Dante, y lo dirigirá el director de su teatro, Luís Pasqual. El mismo Antonio Banderas se encargará de protagonizar y codirigir esta obra junto a la actriz Baayork Lee.

Noticias relacionadas

Esta misma semana veíamos al intérprete malagueño reuniéndose con los vecinos de la zona del Soho, uno de los barrios malagueños más castizos y que ha recobrado toda su esencia en los últimos años. El actor solo quiere agradar y pide paciencia por el ruido de las obras, que intentará que se lleven a cabo con la máxima prontitud posible. Con el gracejo que le caracteriza les que no se van a arrepentir "por los ruidos ahora" porque van a tener  al lado uno de los teatros mas espectaculares de España. 

Antonio Banderas junto a Lluís Pascual, director del nuevo teatro. Gtres

Aunque el año lo comenzó un poco compungido tras despedir a su mascota Boots, el actor ha afrontado estos meses con este ambicioso proyecto contento y lleno de ilusión. Este año fue uno de los nominados a los Globo de Oro por su papel de Piccaso en Genius: Picasso. El próximo mes le viene al actor completo. Tendrá que dosificar su tiempo, entre el teatro y el cine, ya que el día 22 de marzo se estrenará Dolor y gloria, donde es el protagonista, e interpreta el papel de Salvador Mallo, un director de cine que, en su ocaso profesional, repasa los mejores y los peores momentos de su vida. El artista está entusiasmado de volver al celuloide con su director fetiche. Pedro Almodóvar (69) fue su descubridor y hay cosas en la vida que nunca se olvidan. En el rodaje aparece con Penélope Cruz (44), que  interpreta un papel inspirado en Paquita, la madre del director manchego.  Antonio y Pedro siempre han hecho un buen tandem. El trabajo conjunto de ambos llevó al actor a recibir dos candidaturas a los Premios Goya por las películas Matador (1986) y ¡Átame! (1989). Pocos saben que el mismísimo nombre artístico de Antonio Banderas, se debe a que se lo sugirió Almodóvar. La época épica  de la movida, con Laberinto de pasiones (1982), La ley del deseo (1987) y Mujeres al borde de un ataque de nervios, que fue nominada al Óscar como mejor película de habla no inglesa, ninguno la ha podido olvidar 

Stella del Carmen, su pequeña actriz

El actor con su hija Stella del Carmen paseando por las calles de Bervely Hills este verano. Gtres

Además del film de Almodóvar pronto veremos al actor malagueño en The Laundromat, que rodó a finales de año en Los Ángeles y donde disfruto de la compañía de su pequeña Stella del Carmen (22). Su hija ha terminado sus estudios de narrativa en la Universidad del Sur de California y sigue los pasos de sus padres en el mundo de la interpretación. Este mismo verano en Nueva York ha realizado un curso de Arte Dramático. El mismo Antonio Banderas significa que: "Nos ha sorprendido a todos, porque ella no quería estar delante de las cámaras y de repente quiere dar ese salto. Siempre ha sido muy tímida. Stella siempre ha estado muy cerca del mundo de la literatura. Su padre siempre dice: "Lo mismo termina escribiendo guiones y sus propias historias. Que fuera por ese camino me gustaría, la dirección le interesa también mucho". 

Un restaurante al lado de su teatro 

El actor malagueño, se está dejando "hasta las cejas en su proyecto malagueño",  comenta un amigo suyo a este medio. El artista ha creado la Fundación Teatral Antonio Banderas que aportará una cantidad de 225.000 euros anuales para pagar el alquiler del Teatro del Soho CaixaBank. "Soy muy ambicioso con este proyecto, pero no en lo económico", explicó Banderas en la presentación del teatro. El proyecto protagonista del actor ha ido cambiando a medida que ha ido tomando forma. Contará con un anfiteatro que suman casi 900 butacas, convirtiéndose en uno de los teatros más grandes de Málaga, similar al del Cervantes. El está encantado y los malagueños también.  Antonio Banderas ha alquilado locales de las calles aledañas a su Teatro Soho, para construir una zona de servicios paralelos a la actividad teatral. En uno de los recintos tiene previsto realizar un negocio de restauración asociado a los espectáculos. Toda una innovación. 

Obras del Teatro del Soho, el nuevo proyecto de Antonio Banderas en Málaga. EL ESPAÑOL

El diseño de la fachada de todo el recinto estará unificado. Banderas está muy ilusionado con este montaje, el propio actor y codirector del musical con el que va a inaugurar se implicará también en los castings en Madrid, Barcelona y Málaga, para la selección de los 17 actores que intervendrán en el musical. Después, el montaje, que cuenta con coproducción norteamericana, viajará a Madrid y Barcelona, además de Estados Unidos. "Será la primera vez que este musical se represente en español y la idea es llevarlo a Florida, Texas y California, donde está la mayor comunidad de hispanohablantes y se estrene con el nombre del Teatro del Soho Caixabank" nos explica con optimismo el actor y el ya propietario de su nuevo espacio escénico.

[Más información: Antonio Banderas: "No bajaré el ritmo. Si me tengo que morir antes, me moriré antes"]