La vida de Lydia Lozano (58 años) ha vuelto a la normalidad tras pasar unos días complicados por la operación de su marido, Charly, que fue operado de una hernia lumbar hace unos días en el Hospital Ruber Juan Bravo de Madrid. Fue el pasado viernes, después de que la colaboradora anunciara que todo había salido bien, cuando su marido recibió el alta. JALEOS ha podido tener acceso a las primeras imágenes del arquitecto tras su salida del hospital.

Noticias relacionadas

En ellas se ve al esposo de la periodista, camino a una gasolinera cerca de su domicilio madrileño, donde se detiene a hacer la compra. Ataviado con un sombrero de cowboy, una bufanda al más puro estilo inca y una bolsa de Mercadona, Charly entra en el establecimiento para adquirir algunos productos. En las imágenes a las que ha tenido acceso este medio se puede apreciar también, como tres días después de recibir el alta, aún lleva un corsé en la cintura para proteger su columna. Las instantáneas fueron tomadas este lunes sobre las 12 de la mañana.

Charly, marido de Lydia Lozano, entrando en una gasolinera JALEOS

Aunque aún está convaleciente tras su intervención, el hecho de que ya pasee solo por la calle indica que va camino de recuperarse. Fue la propia Lydia Lozano quien anunció en Sábado Deluxe que, pese a las complicaciones de una intervención de este tipo, todo había salido según lo previsto: "Charly está bien y le he dicho de todo. Un besito y no te muevas mucho". 

La periodista no se ha movido del lado de sus esposo salvo para lo estrictamente necesario. Se le ha podido ver entrando y saliendo del centro médico para cumplir con sus compromisos profesionales. El resto del tiempo lo ha pasado junto a él. En todos estos días, además, Lydia ha contado con el apoyo de sus compañeros del programa, que no han dudado en mandarle ánimos en estos momentos complicados.

Charly comprando en la gasolinera JALEOS

La prensa, dolida con Lydia

La alegría por la noticia del alta de Charly se ha visto empañada por la actitud de Lydia que no ha gustado nada a los compañeros de la prensa. Según un trabajador del medio, que ha estado varios días de guardia en las inmediaciones de hospital, Lozano les engañó, asegurando que no iba a ser el viernes el día que su marido recibiese el alta. Ante la seguridad de la tertuliana, los paparazzis se fueron, y regresaron hasta la tarde del domingo, cuando ya se informaron de que Lydia y Charly ya llevaban dos días en casa, después de que el viernes por la tarde el arquitecto recibiese el alta hospitalaria. 

Los medios gráficos que han aguardado a las puertas de la Clínica Ruber se sienten traicionados por la periodista.

Charly, marido de Lydia Lozano, con un corsé tras su operación de hernia lumbar JALEOS

La relación entre Lydia y Charly

Lydia Lozano y su marido, el arquitecto Carlos García-San Miguel y Rodríguez de Partearroyo, se casaron en junio de 1990. La pareja no tiene hijos por decisión propia, algo que la periodista ha defendido en un sinfín de ocasiones. Mientras que Lydia forma parte activa de los programas de televisión desde hace más de 20 años, su marido prefiere mantenerse en un segundo plano dejando que toda la luz del foco se pose sobre su pareja. 

Lydia Lozano y Charly García en una imagen de archivo Gtres

En junio de 2015 celebraron sus bodas de plata en un espectacular enclave de ensueño. Lydia y Charly bloquearon la terraza de un exótico y exclusivo restaurante de Madrid. En él ambientaron y simularon el destino al que el matrimonio se escapa siempre que puede: Bali. 

[Más información: Lydia Lozano respira tranquila tras la operación de Charly]