"Es Aleman. Palabra llana y terminada en -n, por lo tanto sin tilde. Ya casi no lo rectifico porque todo el mundo me llama Alemán, pero es Aleman". Con estas palabras concluye David Aleman (41 años) en conversación con JALEOS el misterio de su apellido. El periodista, actor y escritor ha atendido a este periódico en una sincera entrevista en la que ha abordado sin cortapisas asuntos de actualidad, televisión y familia. 

Noticias relacionadas

David Aleman al frente de 'Sálvame' en los bloques informativos sobre el caso Julen.

Un fin de semana complicado por los últimos acontecimientos de la actualidad, sobre todo los que atañe al caso del niño Julen, ante el que usted ha estado al frente en 'Sálvame'...

Ha sido un tema muy duro, a nivel personal y profesional. Muy intenso. Sobre todo porque al final el desenlace no era el que esperábamos y cuando sigues un caso tan de cerca y acaba tan mal como ha acabado, siempre es complicado.

Como cara visible en este asunto, ¿qué diría a todos aquellos que hablan de morbo y amarillismo respecto al tratamiento informativo del caso Julen? 

No estoy de acuerdo. En Sálvame, que es donde he estado al frente de todo esto, hemos tratado el tema con todo el rigor y el tacto posible hacia la familia. Es un caso que ha mantenido en vilo a España y la gente ha demandado ese minuto a minuto. Desde Sálvame lo hemos hecho con todo el respeto del mundo a la familia. No comparto las críticas: los datos de audiencia están ahí porque los espectadores estaban ahí. Hemos batido récord de temporada. Personalmente, estoy muy contento con el trabajo que hemos hecho y las directrices eran claras: tratar el tema con absoluto respeto y rigor. Estoy muy orgulloso. 

¿Cómo gestiona alguien con tantas tablas de política y actualidad una salida de tono como la de Sonia Monroy golpeando cámaras y zarandeando a la presentadora en directo?

(Risas) La verdad es que fue una situación sui generis... A ver, no pasa nada. La tele es espectáculo pero claro, en ese momento... Yo preferí dar un paso atrás y me dejé llevar por María Patiño (47) que tiene más experiencia que yo en lidiar con este tipo de casos... Yo hago tele, he hecho de todo en la tele y he tenido situaciones parecidas en la tele, no tanto como lo de Sonia Monroy (46), pero bueno, lo llevo como puedo y ya está. 

¿Cree que un programa tan criticado como 'Sálvame' puede restar rigor en su carrera como presentador?

Yo creo que no. De hecho, si no, no lo hubiera hecho. Estoy muy orgulloso de haber estado al frente de los sucesos en Sálvame. Es un programa en directo que tiene que abordar noticias importantes y de actualidad en ese momento más allá de las de corazón. Siempre que se haga con rigor, el contexto da igual. La mesa que hemos formado con el caso de Julen se hubiera podido hacer en cualquier otro programa y de la misma forma. Hemos estado a la altura. 

Bueno, la pregunta no era exactamente esa... 

Sí, sé a lo que te refieres... Pero te digo la verdad: si el trabajo lo haces dignamente da igual donde estés y en qué programa estés o con quien estés. Cada uno es dueño de lo que hace. Puedes hacer un trabajo terrible en un programa que sea muy serio y puedes hacerlo muy bien en otro que quizá sea más trivial... 

¿Cómo es su relación con los colaboradores de Sálvame

Muy buena. Al principio, cuando empecé en Sábado Deluxe, tenía mucho miedo. Había una familia formada de mucho tiempo y siempre ha habido como una especie de rivalidad entre los presentadores de Deluxe cuando todo lo de María Patiño y Terelu Campos (53)... Pero a mí me recibieron todos fenomenal. Fueron muy amables y muy cariñosos. Y ahora, en la vuelta, igual, con un recibimiento muy cariñoso. A la mayoría no los veía desde entonces y es gente que detrás de las cámaras siempre me ha tratado muy bien. 

¿Cree que el resto de presentadores pueden sentirse 'amenazados' por su presencia? 

La verdad es que no... De todas maneras, tendrías que preguntárselo a ellos, aunque yo no lo creo. Yo he tratado con los tres presentadores -Paz Padilla (49), Carlota Corredera (44) y Jorge Javier Vázquez (48)- y ninguno tiene resquemor ni reticencia. Ellos están muy asentados ya y nadie les quita el puesto. 

¿Hacia dónde se dirige ahora profesionalmente?

Hay algo en Mediaset que no te puedo avanzar... Va a ser para dentro de poco. De hecho, he preguntado por si podía decirte algo pero no, no puedo. Llevo ya cinco años haciendo programas de sucesos y me siento cómodo ahí. En la tele he hecho deporte, noticias, corazón... A mí lo que me gusta es hacer televisión, pero tampoco está la cosa como para elegir... Cuando me ofrecen cosas, las valoro y casi siempre digo que sí porque me gusta mucho. A mí me encantaría hacer un magacín que incluya todo: política, sucesos, corazón...

¿Cómo es David Aleman cuando los focos se apagan?

Soy muy familiar. Me gusta dedicar el tiempo libre y el ocio con mi familia... Cosas muy normales: ir al cine, ir al deporte, al fútbol, siempre en familia. 

¿Por qué Aleman sin tilde? ¿Es artístico?

Es así. Es como me apellido. Me imagino que algún antepasado mío quitó la tilde de la Aleman y ya se ha quedado así... Es Aleman. Palabra llana y terminada en -n, por lo tanto sin tilde. Ya casi no lo rectifico porque todo el mundo me llama Alemán, pero es Aleman.

Usted está casado con la también periodista María Rodríguez-Vico y tiene dos hijas. ¿Cómo es el David esposo? 

Yo creo que soy un buen marido, también tendrías que preguntárselo a ella... Lo bueno es que como nos dedicamos a lo mismo, entendemos muy bien cómo es la televisión... Es una profesión muy inestable, con horarios raros, y si no tienes a nadie que te entienda y te comprenda, es más complicado. Los dos nos dedicamos a lo mismo, nos apoyamos y lo llevamos muy bien.

David Aleman y María Rodríguez-Vico en Sotogrande. Gtres

¿Y el David padre?

Muy controlador. Con cinco años al frente de los sucesos, he tenido que contar noticias de todo tipo... Pero aún son muy pequeñas. Tienen 9 y 6 años, son buenas estudiantes, no tenemos ninguna pega. Cuando llegue el momento de estar alerta, estaré pendiente.  

¿Se plantean ir a por la familia numerosa?

No, no. Ya no. Me he planteado. Hemos salido ya del túnel, de las noches sin dormir...  Por suerte ahora con la pequeña ya dormimos bien. Tienen muy buena edad las dos: ya nos plantamos. Ahora es cuando estamos encantados los cuatro. 

Dicen que escribir un libro es como tener un hijo...

Eso sí. Después de publicar Alas rotas ya tengo planteado el segundo. Falta la aprobación, tengo la idea en la cabeza y unas cuantas notas. Me falta empezar a desarrollarlo. Me pondré en breve para que esté disponible en las librerías el año que viene o antes de que termine este. Va a ser en la línea del primero, pero con un final totalmente inesperado y sorprendente. 

[Más información: David Aleman, el rostro desconocido de la versión 'seria' de 'Sálvame']