Es una realidad decir que estas navidades iban a ser más que especiales para la familia Obregón-Lequio, después de superar con tanta fuerza y esperanza todo un año de hospitales, viajes para los tratamientos y los resultados médicos de Alex Lequio (26 años). Así que, qué menos que lo hayan celebrado con sus seres más queridos y disfrutando de su compañía, tal y como ha contado la anfitriona ante las cámaras de televisión, aunque un tanto desprevenida: "Me pillas en chándal yendo al gimnasio y a la compra", bromeaba con la prensa Ana Obregón (63).

Noticias relacionadas

Palabras de alegres recuerdos que guarda de Nochebuena Amalia Obregón, la hermana de Ana. Ella sí ha querido desvelar cómo ha visto a su sobrino en estas fechas tan señaladas. "Muy bien. De cine. Genial.", explicaba la tía de Aless, que además cree que la fortaleza y el tesón que ha demostrado su sobrino durante este tiempo "es genético".

Una imagen vale más que mil palabras. En ella se aprecia a una familia más que unida. Ana Obregón ha presumido en sus redes sociales de tener a sus dos padres con salud, y de un hijo, al que llama su "guerrero valiente" que es todo un ejemplo de lucha. La unión entre ellos no solo es cosa de las fiestas navideñas, sino que lo llevan demostrado desde que a Alex Lequio le diagnosticaran el cáncer, y por eso todo el mundo desea que el próximo 2019 venga cargado de felicidad y salud para todos ellos.

[Más información: Lequio, sobre el cáncer de Álex: "Parte del éxito reside en su actitud positiva"]