Cuando hace unas semanas se declaró la guerra sin cuartel entre David Bisbal (39) Elena Tablada (37) a cuentas de la hija que tienen en común y de su sobrexposición en las redes sociales, nadie se imaginaba que los ecos de su disputa no solo iban a salpicar a sus respectivas familias y parejas. Hay otras personas colaterales -que en un tiempo formaron parte de su vida en común- que presenciaron el último encontronazo mediático desde la barrera y ahora han decidido dar un paso al frente y posicionarse. 

Noticias relacionadas

Es el caso de Carlos Phillip Llopi, un hombre de La Habana que vivió de cerca la, según él, volcánica relación del cantante y la empresaria: "Ella es déspota y fría, una persona que nunca quiso a David". JALEOS ha charlado largo y tendido con Carlos, el cual, en la época de 2010, ejerció de chófer y confidente para el almeriense en Madrid. En concreto, él y su mujer Anabel -niñera de la pequeña Ella- estuvieron al servicio de la, por entonces, pareja en su residencia en la urbanización Santo Domingo. 

Elena y David. Gtres

Puesto en contacto con este periódico, se percibe la indignación y el dolor acumulado de años que siente este cubano, que no puede olvidar el tiempo que estuvo al lado de Bisbal y, su por entonces esposa, a la vera de Tablada. Para ser más exactos, "unos dos años y medio" que lleva tatuados en su memoria. Phillip Llopi tiene mucho de qué hablar y ningún miedo. El punto de inflexión vino cuando vio las declaraciones de Elena en la revista ¡HOLA!, testimonio que define como "lleno de mentiras". Él adora a Bisbal y a su familia tanto como malas palabras tiene para el clan de las Tablada. 

¿Cuándo empezó su relación con David? ¿A qué se dedicaba?

Yo empecé a trabajar con el artista (David) haciendo labores de la casa y de chófer de él. Yo llevaba a los sitios a David cuando vivía con Tablada en la urbanización Santo Domingo, en la carretera de Burgos. Estaba trabajando en un restaurante y lo conocí ahí. Un día apareció y me ofreció dejar aquello por venirme con él, a conducirle. No me lo podía creer. 

¿Cómo era su vínculo con Bisbal?

Con él tenía buena relación, es un buenazo, un artista tan grande que no sabía ni cómo describirlo. De ella sí tengo mucho que decir, es una señora que nunca lo ha querido. Todo fue una mentira. Lo veía siempre triste cuando lo llevaba en el coche. Al ofrecer a la madre de mis hijas (Anabel) como niñera de Ella, ya empecé a tener más conocimiento de lo que pasaba en la casa cuando el artista se iba de gira. 

¿Y qué ocurría?

Empecé a percibir una serie de cosas; por ejemplo, como cuando David se fue a Florida a hacer una grabación y escuché hablar a Elena con un amigo suyo cubano. Escuché cómo le decía bajito que los españolitos no le gustaban. Me sentó muy mal aquello y tuve que decirle a mi mujer que, como niñera, solo se limitara a hacer su trabajo.

Entonces, su relación con Elena no era buena porque vio cosas que no le gustaron

Yo llevaba a los ensayos a David, me tenía mucho cariño, pero ella es déspota y fría. En realidad, quien tenía más trato con ella era mi mujer, y le dije que tuviera cuidado con ella. Cuando David se iba a trabajar, ella hacía fiestas de tres o cuatro días. Hubo una vez que ella me llegó a ofrecer 500 euros en una de las fiestas para que me quedara esa noche a las afueras de la finca vigilando con el coche para que no se acercara ningún paparazzi. Me pedía que no se enterara de los 500 euros ni David ni su hermana María del Mar, que es quien se encargaba de pagarle las nóminas al personal de servicio.

¿Qué escenas presenció usted que no le gustaron de Elena? 

Hubo una vez que el personal de servicio hizo una comida y vinieron los padres de Elena, María del Mar, la madre, el padre y el sobrino de David. Ese día vi cómo Elena se burlaba de alguna manera del padre de David. Eso me dolió mucho. Además, trataba a David muy mal, como a un perro. Él a veces me decía '¿Tú te crees, después de tantos días fuera...'? Por no hablar del gasto que hacía Elena; se gastaba 7 u 8.000 euros en ropa. He visto facturas de eso. Ella no trabajaba en esa época y solo sabía llamar a los proveedores de ropa. 

Carlos en una imagen actual.

¿Por qué habla usted ahora?

Hablo ahora porque las declaraciones de Elena en la revista me hartaron. Los padres de David son las personas más bellas de la tierra. Una tarde David me dijo que si tomábamos un refresco. Él no salía mucho y cuando lo hacía solía hacerlo hasta disfrazado para que no lo reconocieran. Por eso su propuesta me sonó extraña. Llegamos a un bar cercano al campo de golf y me enseñó un permiso de conducir que se le había caído en la piscina climatizada a un amigo de Elena. El documento era de Florida y me preguntó '¿Ha visto a esta persona en la casa?'. Y yo le dije que me sonaba un poco. 

¿Por qué cree usted que se rompió la relación?

Creo que su ruptura vino por eso que descubrió David. Ese día no aguanté más y le conté al artista (David) todo lo que sabía. Él ha querido a esa mujer muchísimo, pero ella a él nunca lo ha querido. La familia de él nunca se ha metido en nada, como ha dicho ella. Sus declaraciones son mentira. Con respecto a la ruptura, en ese momento a Elena se le juntó todo: lo del permiso de conducir en la piscina, la grabación que le tomaron en Ibiza...

Y todo saltó por los aires

La madre de mis hijas se sentó en ese momento en un plató de televisión, pese a que yo no lo aprobaba. David estuvo muy mal y se fue para Almería tras romper con ella.

¿Cuándo y por qué acabó su relación profesional con David?

Ellos no me despidieron, me fui yo voluntariamente porque no quería volver a esa casa. Caí como en estado de shock. Aquello me destrozó la vida y me separé de la madre de mis hijas. 

Su exmujer habló en la tele, ¿bien o mal de Tablada?

Ella se sentó en la tele, eran amigas, pero luego se enfadaron. Ellas se llevaban bien y compartían confidencias, pero cuando mi exmujer empezó a ver la situación de Tablada y las cosas que hacía, se dio cuenta de lo mal que trataba a David y lo mal que estaba yo con todo y contó su verdad. 

La llegada de su hija, ¿mejoró la situación en la pareja?

No. David se desvivía por Ella, daba la vida por su hija. Pero él se dio cuenta de que Elena no lo quería. Con su hija David fue un grandísimo padre y, cuando yo estaba con la pequeña, me decía que la cuidara como oro en paño, que era lo mejor que tenía. 

Cuando se escucha a Carlos se tiene claro que habla en estos convulsos momentos porque su principal deseo es limpiar la imagen del que un día fue su jefe. Para él, Bisbal es un señor sin tacha y "hablará donde haga falta" para defender su honorabilidad. 

Así comenzó la guerra 

El conflicto comenzó el pasado 25 de agosto. Ese mismo día, Rosanna Zanetti (30) publicaba en Instagram una imagen junto Ella, 'ignorando' los deseos de los padres de no exponerla en redes sociales. Una petición que en algunas ocasiones les llevó a tener algún que otro mal entendido con la madre de Tablada y abuela de la pequeña. Lo sucedido con la fotografía implicó una pronta reacción de la diseñadora, y es que al poco tiempo se sentó en el plató de Viva la vida para hablar de su escasa relación con David Bisbal. 

Pero la actual mujer del cantante no se quedó callada, y a través de sus redes sociales se defendió de las acusaciones de Tablada. Mientras tanto, David continuaba al margen de toda la polémica, que, aunque le afectaba de pleno, no quiso entrar en ningún momento. Pero el detonante en esta historia, y cuando todo parecía recuperar la normalidad, Elena Tablada sorprende con una polémica entrevista, en la que deja en mal lugar al padre de su hija. En el reportaje se pueden leer frases como "no le reconozco, es un completo desconocido para mí", o "la única explicación para que una pareja se lleve bien es que se acabe el amor. Y yo sí lo he superado. Con eso lo digo todo".

Esta situación molestó a David junto con el hecho de que su madre entrara en la guerra. Solamente había que verle hace unos días en la Gala People in Red, donde una imagen ha tenido más valor que toda palabra: "Tengo que decir una cosa muy importante. Habéis engañado a mi madre. Una persona mayor que no está al cien por cien, porque todo este tipo de cosas le supera y eso no está bien y lo sabéis. Si tenéis madre, si tenéis familia, sabéis que eso no es lo correcto. Yo no he elegido esto. Mi trabajo es la música como ya he dicho. Mi madre, se merece un respeto. Ha recibido más de cien llamadas perdidas. Y habéis conseguido lo que sabéis perfectamente que no vais a conseguir de mí, que es dar unas declaraciones porque no es mi trabajo. Yo no voy a ganar dinero en este sentido".

[Más información: El ultimátum de Bisbal a Tablada: cinco días para borrar las fotos de Ella de las redes]