David Bisbal (39 años) no atraviesa su mejor momento en el ámbito personal. En el terreno profesional no para de trabajar y cosechar éxitos desde hace más de diecisiete años. Pero, aunque intente disimularlo y se muestre bastante entero en sus apariciones públicas, ha sucedido lo inevitable.

Noticias relacionadas

Y es que todo esto le viene grande. O, mejor dicho, le viene de más: "No puede soportar que circulen informaciones en las que se menciona a su hija, y tampoco sobre su familia, pero sobre todo de su madre. Está molesto y más serio que de costumbre", asegura un amigo del almeriense a este medio. La 'batalla' que mantiene con su expareja y madre de su hija, Elena Tablada (37), no beneficia, precisamente, a su imagen.

El cantante se ha mostrado paciente y ha intentado mantenerse al margen de la polémica. Entre ellos no mantienen ningún contacto, más que algunos correos electrónicos por temas de la persona que tienen en común. En esta ocasión, ha querido mandar un aviso a la diseñadora con el fin de darle un 'toque de atención': "David se ha planteado demandar a Elena si esta sigue haciendo manifestaciones públicas -exclusivas e intervenciones en las que habla de él y de su hija-. Si ella continúa con esa actitud, va a tomar medidas".  

David Bisbal y Elena Tablada en el año 2011 Gtres

David está disgustado y eso es una realidad. Solamente había que verle hace unos días en la Gala People in Red, donde una imagen ha tenido más valor que toda palabra: "Tengo que decir una cosa muy importante. Habéis engañado a mi madre. Una persona mayor que no está al cien por cien, porque todo este tipo de cosas le supera y eso no está bien y lo sabéis. Si tenéis madre, si tenéis familia, sabéis que eso no es lo correcto. Yo no he elegido esto. Mi trabajo es la música como ya he dicho. Mi madre, se merece un respeto. Ha recibido más de cien llamadas perdidas. Y habéis conseguido lo que sabéis perfectamente que no vais a conseguir de mí, que es dar unas declaraciones porque no es mi trabajo. Yo no voy a ganar dinero en este sentido".

Poco le faltó para que se le saltasen las lágrimas. Con los ojos húmedos y la voz pausada, el almeriense se mostró triste por las recientes declaraciones de su madre, María Ferre, que habló en Sálvame sobre los dardos que Elena Tablada había lanzado a Bisbal en la exclusiva que concedió a la revista ¡HOLA!. A pesar de que se desconoce cuál será el próximo suceso en esta polémica historia, el artista y su mujer, Rosanna Zanetti (30) están felices, ya que durante el pasado fin de semana anunciaron que el bebé que esperan es un niño. "Imagínate. Felices y muy contentos. Es una noticia maravillosa. Un niño".

Así comenzó todo

El conflicto comenzó el pasado 25 de agosto. Ese mismo día, Rosanna publicaba en Instagram una imagen junto Ella, 'ignorando' los deseos de los padres de no exponerla en redes sociales. Una petición que en algunas ocasiones les llevó a tener algún que otro mal entendido con la madre de Tablada y abuela de la pequeña. Lo sucedido con la fotografía implicó una pronta reacción de la diseñadora, y es que al poco tiempo se sentó en el plató de Viva la vida para hablar de su escasa relación con David Bisbal. 

Pero la actual mujer del cantante no se quedó callada, y a través de sus redes sociales se defendió de las acusaciones de Tablada. Mientras tanto, David continuaba al margen de toda la polémica, que, aunque le afectaba de pleno, no quiso entrar en ningún momento. Pero el detonante en esta historia, y cuando todo parecía recuperar la normalidad, Elena Tablada sorprende con una polémica entrevista, en la que deja en mal lugar al padre de su hija. En el reportaje se pueden leer frases como "no le reconozco, es un completo desconocido para mí", o "la única explicación para que una pareja se lleve bien es que se acabe el amor. Y yo sí lo he superado. Con eso lo digo todo". 

[Más información: El ultimátum de Bisbal a Tablada: cinco días para borrar las fotos de Ella de las redes]