Ares Teixidó (31 años) se ha decidido a hablar. Hace justo un año que salía a la luz por sorpresa su supuesto idilio con David Bustamante (36), asunto que ambos quisieron negar de forma continua. Sin embargo, este miércoles la protagonista de las portadas de los kioscos es la catalana, que abre su corazón hasta confesar que esa relación tóxica con el cantante y su posterior presión mediática le afectó duramente a la salud.

Noticias relacionadas

La presentadora ha desvelado en exclusiva a Lecturas que estuvo saliendo con el cántabro, una relación secreta. Lo peor vino cuando toda España conocía su noviazgo y los medios buscaban sin descanso a los protagonistas: "Me superó el trato que se me dio en televisión, la forma en la que se me juzgó. No había matado a nadie y me lo hicieron sentir así, me afectó muchísimo". Meses después de que todo se haya calmado afirma que todo lo vivido le ha pasado factura en su salud: "La muerte no avisa, pero la vida sí. Me han diagnosticado una diabetes. El 15 de octubre recogí los resultados de los análisis y me derivaron a urgencias. Cuando llegué estaba la borde de un coma diabético".

Ares en la portada de 'Lecturas'.

Ares ha decidido romper su silencio y hablar sin tapujos de todo lo que le unió al cantante cántabro: "Antes de que se publicara la noticia, mi relación con David Bustamante era genial, algo bonito. Después de conocer lo nuestro lo recuerdo muy mal. Me superó el trato que se me dio en televisión, la forma en la que se me juzgó".

Además, la exconcursante de Gran Hermano VIP aclara que fue él el que se interesó por ella: "El 14 de septiembre de 2017 en la fiesta de Telemadrid. Él forzó que estuviéramos solos en su camerino y enseguida surgió el feeling [...]Eso fue un jueves. Él actuaba el fin de semana y estuvimos hablando por teléfono muchísimo, pero no sabía cuándo íbamos a vernos de nuevo. El domingo se plantó en mi casa de Barcelona. Me dijo: 'Prepara cena para dos que estoy llegando'. ¡Para que luego dijeran que era yo la que buscaba a él!".

Pero esta relación idílica saltó por los aires con la portada de Lecturas de octubre de 2017: "Estábamos durmiendo. Abrí el WhatsApp y me encontré con la portada. Todo lo que se decía era cierto. Le desperté y nos pusimos súper nerviosos. Ese día fue muy duro. Tuve mucho miedo". Unas fotos saliendo del ático de Bustamante de las que Ares se desmarca: "Me jodía mucho que dijeran que yo lo había contado. Nunca llamé a nadie. Pregunté a David si dudada de mí, tenía pavor de que él creyera que le había vendido. Me dijo: 'Sé la verdad, sé que no'".

Aún así, ambos tomaron la decisión de negar su relación porque "él tenía su razón" y ella quería ser "mucho más que 'la novia de'". Pero la situación se volvió infierno para la catalana, tanto que llegó a plantearse salir de España: "Recuerdo noches mirando billetes para irme a vivir a Miami" [...] "Aunque lo hiciéramos mal, el trato no está justificado. Da igual, la etiqueta la llevo, me ha hecho daño a nivel personal y profesional".

Una situación muy dura para Ares que David trató de calmar: "Él tenía más intención de demostrarme que podríamos. Si no, yo me hubiese rendido antes" [...] "Estábamos enamoradísimos, luchábamos para que no pasara lo que acabó sucediendo". Y es que según la presentadora, Bustamante luchó hasta el último momento por una relación que era pura pasión y que terminó en junio, fecha en la que ya estaría saliendo con Yana Olina: "En verano dio un concierto en mi pueblo, en junio, fue la última vez que estuvimos juntos a escondidas".

Su historia de casi ocho meses les llevó a pasar la Navidad juntos y a Teixidó a ayudar a David a buscar su ático y a decorarlo: "Nunca nos dijimos un adiós. Si nos viéramos no tendría ningún problema. No sé él. Le quiero mucho, a pesar de todo. No soy una persona rencorosa ni vengativa. Fue un capítulo muy intenso, me quedo con nuestro piel con piel".

Ahora, Ares ha rehecho su vida con un amigo de toda la vida y hace frente a una diabetes que le acaban de diagnosticar: "La muerte no avisa, pero la vida sí. Hace días que me han diagnosticado una diabetes nivel 1 y estoy adaptándome a la insulina. He estado en shock, he llorado mucho, lo he negado, me he culpado".

[Más información: Ares Teixidó se transforma en Paula Echevarría: tenemos las pruebas]