Totalmente vestida de negro, con cara de 'pocos amigos' y agobiada, así ha llegado Alejandra Rubio (18 años)  a su primer día de universidad. Septiembre de 2018 será una fecha importante para la vida de Alejandra, ya que además de independizarse para vivir con su novio el Dj Alvaro Lobo. La hija de Terelu Campos (52) ha iniciado los estudios de Diseño de Moda en el Instituto Europeo di Design. Se desconoce si por la presencia de los medios o por otra cuestión personal, lo cierto es que la joven no parecía tener su mejor día. 

Noticias relacionadas

Este lunes ha comenzado las clases de un curso de cuatro años tras el cual obtendrá el título superior de Diseño en Moda del IED. La nieta de Teresa Campos (77) siempre ha reconocido que la moda es su gran pasión y da buena muestra de ello en sus redes sociales a través de su peculiar estilo.

Una época de cambios para Alejandra, que acaba de abandonar el domicilio familiar que compartía con su madre a las afueras de Madrid para mudarse al centro de Madrid, concretamente a Malasaña, al lado de su novio y fiel compañero. Su nueva residencia además está muy cerca de su centro de estudios, por lo que podrá ir y volver caminando, siendo este uno de los motivos de su cambio. Ahora solo nos queda esperar para conocer el trabajo de Alejandra, que contará con unas modelos de lujo, Las Campos.

Alejandra, de camino a su centro de diseño. Gtres

Una independencia que 'preocupa'

Tras esta nueva vida, JALEOS ha podido conocer de una fuente de total solvencia que la familia lo ha encajado con cierta angustia. "Con resignación y con preocupación", fueron las primeras palabras de esta persona nada más exponer la cuestión. Y es que, tanto María Teresa como Terelu consideran que "pese a su madurez, Alejandra aún es muy joven para irse, pero no tienen más remedio que resignarse y respetar su decisión". En opinión de esta persona, "Teresa y Terelu son conscientes de que Alejandra es muy adulta y sensata, pero ese miedo es inevitable. Miedo y desconocimiento a lo que pueda pasarle malo, esa protección es lógica y todos sabemos cómo es Teresa con los problemas, cómo se angustia". 

La persona con la que ha hablado este medio apostilla que "Teresa lo pasa especialmente mal". "Ella piensa en su nieta y su bienestar, aunque la relación entre ellas seguirá igual de estrecha como hasta ahora. El cambio vendrá en que no se verán con tanta asiduidad por una cuestión logística y de tiempo", se remata. 

[Más información: El caché de Alejandra Rubio como 'influencer': 1.500 euros por publicación]