Esta semana se publicaba que Álex Lequio (26 años) ha recibido la visita de su hermano Clemente (30) en Nueva York, donde el español está siendo tratado del cáncer que padece en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center. Aunque no es la primera vez que el joven empresario recibe el apoyo de un familiar, sobre todo de Ana Obregón (63) que no se ha separado de su hijo en todo este tiempo, este encuentro ha llamado especialmente la atención.

Noticias relacionadas

La importancia de este hecho reside en que Álex y Clemente confirman con esta visita la buena relación que mantienen. Algo que no siempre ha sido así entre los dos hijos de Alessandro Lequio (58). 

Clemente, que se encuentra actualmente viviendo en Miami por motivos profesionales, no dudó en desplazarse hasta la Gran Manzana para estar al lado de su hermano en este momento tan duro. Tres horas de viaje les separaba esta vez, aunque la mayor distancia que han mantenido siempre ha sido más emocional que física por el historial de desencuentros entre ambos y el vaivén continuo en su relación.

Antonia Dell'Atte y Clemente Lequio en un evento en 2014. Gtres.

Cuando el trato entre sus madres se volvió tirante, con continuos ataques en los medios de comunicación (y en privado, como posteriormente se supo), repercutió directamente en su relación. Además de vivir cada uno en un país, ambos eran testigos de la pésima relación entre Ana y Antonia, por lo que el lazo entre ellos también se volvió más distante.

Sin embargo, cuando crecieron y se conocieron más a fondo, la paz terminó llegando a los hijos de Lequio. La situación dio un giro de 180 grados al pasar la adolescencia y más aún cuando se produjo la reconciliación entre sus madres. Desde entonces han ido prodigando buenas palabras el uno del otro en los eventos públicos.

Ana Obregón y Álex Lequio JALEOS

Una de estas declaraciones amistosas tuvo lugar en 2016, cuando el joven Clemente acudía a un desfile en Madrid. Cuando le preguntaron si con hermano le gustaría tener más relación con su nueva hermana Ginevra que la que ha tenido con Álex, Clemente no dudó en responder: "La gente cree que hemos estados muy alejados o que no nos hemos llevado bien durante mucho tiempo y esto no es verdad. Mi hermano y yo nos llevamos fenomenal y nos vemos a menudo, solo que la gente no lo sabe. El tiempo cura las heridas y ahora las relaciones han mejorado", aseguraba.

Es en ese momento cuando se lamentaba de haberse criado en países diferentes, una distancia que los alejaba también en lo emocional. Aún así, solo tenía buenas palabras para Álex: "Mi hermano es un personaje espectacular, fantástico, lo adoro, un chico inteligente, listo, sabio, muy buena persona...". 

Desde entonces la relación entre ambos ha mejorado considerablemente. ¿La prueba definitiva? El viaje de Clemente a Nueva York para apoyar a su hermano en este momento, demostrando que ni la distancia ni las rencillas pueden con la familia. 

El joven Lequio más desconocido

Por las circunstancias de su educación, criado en Turín y viviendo actualmente en Estados Unidos, el joven ha conseguido mantenerse alejado de la polémica y la expectación mediática de los hijos de famosos, y eso que tiene padres de la talla de Antonia Dell'Atte y Alessandro Lequio.

Es un joven amante de los animales, de la comida y del fútbol, que entre sus pasiones puede presumir de dedicarle muchas horas a la música (una de sus profesiones) y al deporte. 

Un joven que presume de haber conseguido lo que tiene a base de su esfuerzo y trabajo, no por ser "hijo de". Así, con solo 25 años ya presumía de tener sus propios proyectos: "Produzco mi música, tengo mi propio sello discográfico, música underground, vivo entre Milán y Berlín, a caballo".

Alessandro con Clemente en una imagen de sus redes sociales. Gtres.

Al igual que se ha desarrollado la relación entre este joven italiano y Álex, así lo ha hecho su carrera musical. Trabaja como Dj en un dúo de música electrónica llamado Cavaan, en lo que él mismo califica como "una mezcla de deep house, techno reducido y groovy con un sabor funk. Una mezcla entre los modos de pista abstractos de Chicago, las almohadillas de futurismo de Detroit, el enfoque minimalista de Windsor y la calidez del doblaje profundo y profundo". Una labor que compagina con su trabajo como productor bajo el sello Cocoon, uno de los más importantes de la música techno. 

Pero siendo sus padres quienes son, y habiendo viviendo muchos años en Milán, hay otra faceta de su vida de gran importancia para él: la moda. Durante varios años Clemente ha trabajado como modelo, desfilando para firmas de la talla de Armani (de quien fue ya musa su madre en el pasado).

Debutó en el mundo de la moda en la Barcelona Bridal Week 2010, en parte gracias a su belleza y a su impresionante físico: "Me machaco en el gimnasio porque es una pasión y me encanta, es un estilo de vida. No me dedico solo a eso, pero es que no me cuesta nada despertarme a las seis de la mañana y ponerme a hacer deporte, cocinar, luego ir a trabajar... Es una rutina y para mi es muy fácil. Entreno entre hora y media y dos cada día". 

Un joven polifacético a la vez que discreto que ha sacado tiempo entre el gran número de aficiones que ocupan su día a día para desplazarse hasta la Gran Manzana y estar junto a su hermano, ahora también su amigo, en estos momentos tan duros. 

[Más información: Clemente visita a su hermano Álex Lequio en Nueva York]