Cristiano Ronaldo (33 años) y Georgina Rodríguez (24) se encuentran en Turín desde el domingo, ciudad a la que llegaron en medio de un gran operativo de seguridad. La pareja ha escogido una gran mansión moderna y vanguardista para formar el nuevo hogar de la familia en la ciudad italiana. 

Noticias relacionadas

Es una vivienda que se parece mucho a la casa que tenían en La Finca, una de las zonas más exclusivas de Madrid. Parece ser que Cristiano habría adquirido dos villas conectadas, con dos entradas independientes, con varios jardines, piscina y gimnasio, según publicó La Gazzetta dello Sport. 

En la vivienda predomina el color gris oscuro, pero la distribución de la casa (todo basado en una geometría lineal) con grandes estancias y ventanales estratégicamente situados permite que las habitaciones tengan una gran luminosidad. 

La villa se encuentra situada en una frondosa colina de una exclusiva zona de la ciudad italiana cercana al centro. Una ubicación que concuerda con el estilo de vida que llevaba la pareja en España y que les permite estar resguardados de la mirada de curiosos y periodistas. 

En aras de esta protección, la llegada de la pareja a la colina también estaba rodeada de grandes medidas de seguridad para asegurar la intimidad de la familia. Además, esta zona cuenta con una garita desde la que controlar el acceso a la urbanización.

Aunque no es el único vecino célebre, ya que en la zona también reside John Elkann, el empresario italo-americano que preside la compañía Fiat Chrysler Automobiles. 

Todavía no hay nada confirmado, ya que diversos medios italianos aseguran que el futbolista por el momento no ha firmado nada. Sin embargo, La Gazzetta dello Sport afirma que esta vivienda es la residencia con más posibilidades ya que Ronaldo se habría enamorado enseguida de la mansión (sobre todo por el parecido a su domicilio madrileño). 

El luso llegaba a la ciudad italiana el domingo por la tarde a bordo de su avión privado. La pareja aterrizaba en el aeropuerto de Turín donde les esperaban un gran número de aficionados que rompieron en aplausos y ovaciones cuando llegaron. Tras bajar del avión con su hijo Mateo (1) en brazos, el futbolista se dispuso a saludar a las personas agolpadas en el recinto para meterse posteriormente en el coche que los desplazó a su nuevo hogar. 

La mansión que dejan en España

Poco después de llegar a Madrid tras ser fichado por el club merengue, el luso adquiría el que ha sido su hogar en España. Se trata de una mansión valorado en 4,9 millones de euros situada en La Finca, una de las zonas más exclusivas de la capital. 

El inmueble tiene una superficie de 805,66 metros cuadrados en una parcela de 4.747 metros cuadrados. La casa está distribuida en una sola planta con numerosas estancias: dos dormitorios, cuatro habitaciones para invitados con baños completos, un gimnasio y una piscina. 

La casa de Cristiano Ronaldo en Madrid.

Tras mudarse a Turín, la pareja ha decidido poner a la venta la mansión, a la vez que cerraba algunos de los negocios que tenía en nuestro país y haber encargado que trasladaran los 22 coches que tenía en España a Portugal, donde tiene multitud de propiedades distribuidas por el país vecino. 

[Más información: La vida que dejan en España Cristiano y Georgina: negocios, familia y amigos]