Existe un protocolo no escrito que afirma que, tras un alto cargo político, aristocrático o monárquico, ninguna otra celebridad puede posar en un photocall. Pero las divas son una gran excepción. Tras aparecer Ada Colau (44 años), alcaldesa de Barcelona, en el estreno de Jorge Javier Vázquez (48) del musical Grandes éxitos, llegó otra erótica versión de la mujer de rojo: Mónica Naranjo (44).

Noticias relacionadas

La diva de la canción lucía espectacular. Tan simpática y risueña como esquiva con las preguntas personales. Hace unos días sorprendió a todos al informar a través de las redes sociales sobre su separación de Óscar Tarruella, ex mosso d’esquadra y actual representante, tras 15 años de relación.

Mónica Naranjo en el evento. Gtres.

Aunque no se puso tan roja como su traje pantalón, Mónica confesó a JALEOS que "estoy estupendamente y Óscar también. Vamos a ser familia toda la vida. Y eso es fenomenal". A pesar de la insistencia en las preguntas, la intérprete de Desátame se mostraba reticente, pero sin perder la sonrisa. "Ya te digo. Estoy bien. Lo más bonito que ha ocurrido es que la ruptura haya ocurrido de esta manera", afirmaba.

Mónica Naranjo afirmaba que casi seguro que no estará en la nueva edición de Operación Triunfo. "Estoy preparando varios proyectos que me obligarán a quedarme sin vacaciones, y como aún estoy cuadrando agendas, no sé si podré volver a OT". Además, confirmó que el año pasado no lo pasó muy bien antes de la grabación del talent show "porque cuando lo presentamos no sentimos el apoyo de muchísima gente".

Mientras en la platea del teatro ya estaban sentados los invitados, entre ellos, Risto Mejide (43) y su mujer, Laura Escanes (22); la periodista y escritora Pilar Eyre (66); la ex modelo Teresa Gimpera (81), el locutor de radio e íntimo de Isabel Pantoja (61), Justo Molinero (68); el padre Apeles (52) y las ex vedettes de El Paralelo, La Maña (73), Merche Mar (66) y Amparo Moreno (68).

Mientras los protagonistas de la obra, Jorge Javier, Marta Ribera (47), Alejandro Vera y Beatriz Ros se preparaban entre bastidores para su debut en Barcelona, la familia del presentador de Telecinco se mostraba muy emocionada. Especialmente, su madre, Mari Ángeles, y una de sus dos hermanas, Ana. Ellas fueron las primeras en llegar y en posar en el photocall. No estaban nerviosas. Ya están acostumbradas a los estrenos. Especialmente 'La Mari', como la llamaban popularmente y, que en esta ocasión, está encantada porque mientras su hijo esté actuando vivirá en el piso que éste le compró con vistas al mar en su Badalona natal.

[Más información: Mónica Naranjo y Óscar Tarruella se separan tras quince años de matrimonio]