Colores pastel en una jornada de máxima intensidad. Los líderes políticos catalanes han optado por la neutralidad a la hora de escoger atuendo para ir a ejercer su derecho al voto. La jornada electoral, marcada por una participación disparada en comparación con los últimos comicios catalanes, se ha desarrollado sin mayores incidentes y con los nervios propios de unas elecciones que dirimirán el rumbo que habrá de tomar Cataluña en su futuro más próximo.

Noticias relacionadas

Blancos, rosas y grises ellas. Negros, grises oscuros y pequeñas píldoras de color ellos. La carta de color de las elecciones de Cataluña de 2017 era de perfil bajo, excepto los estridentes detalles de color amarillo que llevaban algunos líderes en solidaridad con los Jordis.

La candidata de Ciudadanos, Inés Arrimadas (36 años), ha acudido a su colegio electoral en el barrio de Les Corts de Barcelona acompañada de su marido, el exdiputado de CiU Xavier Cima (39). Ella ha escogido un abrigo color crudo que la resguardaba del frío, de corte simple pero elegante. Debajo, un jersey de cuello vuelto granate.

[Más información: Inés Arrimadas y Xavier Cima, la historia de amor que une a las dos Cataluñas]

La última presidenta del Parlament catalán, Carme Forcadell (62), ha seguido la línea: una chaqueta de color rosa cuarzo sobre una blusa del mismo color, pantalones negros y stilettos color nude.

La cabeza de lista de ERC, Marta Rovira (40), ha preferido un jersey de cuello de cisne del color de este año, el greenery, que simboliza la neutralidad de la naturaleza, según Pantone. Encima, un chaleco acolchado y un abrigo de grandes solapas, ambos de color gris.

Ada Colau y Marcela Topor, en la misma línea

Ada Colau (43), alcaldesa de Barcelona, que cierra la lista de Cataluña en Comú para estos comicios, llevaba un abrigo de lana cheviot en tonos negro y gris con matices blancos sobre un jersey gris.

La mujer de Carles Puigdemont (54), la actriz Marcela Topor (41), tampoco ha querido llamar la atención. Se ha decantado por un abrigo largo de color rosa palo y un gran pañuelo al cuello en colores crudos y azules.

[Más información: Marcela Topor, la actriz rumana que encandiló a Puigdemont con 'El rey se muere']

Ellos, tonos oscuros

Josep Rull (49) ha sido la nota discordante con una bufanda amarillo chillón sobre un abrigo de lana azul marino. El exconseller, que estuvo en prisión preventiva, ha sido quien ha llevado el símbolo de solidaridad con los Jordis a la máxima expresión. Los otros líderes independentistas se han conformado con pines en las solapas. 

El candidato a la presidencia de la Generalitat por Cataluña En Comú, Xavier Domènech (43), ha sido el más discreto de todos: un abrigo largo negro, similar al de su compañero Pablo Iglesias, con pantalones grises y zapatos oscuros.

Miquel Iceta ha optado por el color corporativo, el rojo socialista. Efe

El presidente del PP catalán, Xavier García Albiol (50), ha sido el candidato más informal. El exalcalde de Badalona ha escogido vaqueros, una camisa blanca bajo un jersey gris y una americana de pana.

Miquel Iceta (57), candidato socialista, no se ha comido demasiado la cabeza. Igual que utilizó el rojo como símbolo de campaña, hoy ha llevado un traje con corbata color pasión. Lo que más ha llamado la atención es su barba perfectamente afeitada.

[Más información: Tal como eran de niños: la cara desconocida de los candidatos a la Generalitat]