En un lugar de La Mancha cuyo nombre conocen muy bien algunos famosos se encuentra una pequeña autoescuela que triunfa entre los rostros más VIP. En sus aulas han tomado clase desde Genoveva Casanova (40) a Yola Berrocal (46) pasando por Belén Esteban (43). Precisamente la de Paracuellos acaba de anunciar que - al fin - ha aprobado el examen teórico del carnet de conducir. 

Noticias relacionadas

La colaboradora de Sálvame se matriculó el año pasado en la autoescuela San Cristóbal con la esperanza de sacarse el permiso de conducción a la misma velocidad que lo han hecho durante años el resto de famosos que fueron alumnos del lugar. Sin embargo, la madre de Andreíta no ha conseguido ser tan rápida como Abraham Mateo (18), el último famoso en sucumbir al encanto conquense que se ha sacado el carnet en solo 5 días. O como los toreros Cayetano Rivera (40) y Manuel Díaz 'El Cordobés' (48) que apenas tardaron una semana en obtenerlo.

Rafa, el director de la autoescuela, ha comentado a EL ESPAÑOL que las actrices son las mejores en cuestión de estudio para el examen teórico, porque "están acostumbradas a estudiarse largos guiones". El empresario está feliz de ver cómo sus alumnos son, en general, bastante aplicados y sobre todo "muy cercanos, ninguno ha venido nunca de 'estrella'".

En la propia página web de la autoescuela muestran con orgullo las instantáneas junto a los famosos que se han puesto al volante de sus coches. Entre ellos, cantantes como Malú, Falete, Andy y Lucas, Macaco o Bebe; actrices como Úrsula Corberó, Blanca Suárez, Amaia Salamanca, Elena Furiase, Bibiana Fernández; actores como Hugo Silva, Paco Tous ; modelos como Ariadne Artiles, Jon KortajarenaEugenia Silva, Romina Belluscio; presentadores como Lara Álvarez, Antonio Garrido  o Mar Saura; o disc jokey e hijos de archiconocidas mujeres como Sofía Cristo y Kiko Rivera.

Precisamente el hijo de Isabel Pantoja optó por este centro al lado de las Casas Colgadas para recuperar los puntos del carnet que perdió en verano de 2015. El 8 de septiembre de ese año le retiraron el permiso de conducir y se matriculó en la autoescuela de Rafa para poder volver a circular. Sin embargo, no sólo no terminó la formación ni se presentó a la prueba teórica necesaria, sino que fue captado conduciendo durante ese tiempo. Algo que al parecer sigue haciendo a día de hoy e incluso lo hizo cuatro días antes de declarar ante el juez el pasado 9 de marzo precisamente por ese delito. Y es que siempre hay un alumno rebelde en todas las aulas.