Si hay algo que caracteriza a las pieles grasas, más allá de ser propensas a sufrir diferentes brotes de acné o demás imperfecciones cutáneas, es ese acabado brillante. Esta tipología puede estar ligada a varios motivos como, por ejemplo, una cuestión genética, hormonal, fruto de unos malos hábitos alimenticios, periodos de estrés o a una mala o excesiva limpieza cutánea que propicia la producción de sebo, responsable principal de ese aspecto luminoso.

Noticias relacionadas

La firma de cosmética Twelve Beauty compartía que España es uno de los países con mayor porcentaje de mujeres con piel grasa, aproximadamente, cerca del 24 % de la población española -independientemente de la edad- tenía una piel con brillos inoportunos, poros dilatados; un aspecto que da la sensación de "piel sucia". Y, ¿cómo se puede combatir?

Según datos de Twlve Beauty en España es donde más porcentaje de mujeres tiene piel grasa. Sora Shimazaki Pexels

El experto, Pedro Catalá, enfatiza en la importancia de seguir una correcta limpieza con productos que tengan un pH que se encuentre en torno al cinco. Y, también, recomienda descartar los productos que generan espumas, pues pueden ser muy agresivos y acaban resecando la piel. Asimismo, aconseja prescindir de las exfoliaciones pues con este paso, de manera recurrente, se aumenta la producción de sebo. 

Eso sí, a pesar de la textura y el aspecto que tiene este tipo de piel, la hidratación es clave para controlar la producción de sebo. En este sentido, hay que optar por cosméticos que no se limiten a controlar dicha producción de forma tajante y continuada o a evitar la obstrucción de los poros. Es importante que, además de eso, hidraten y matifiquen de manera inmediata el rostro, calmando, contrarrestando el característico enrojecimiento de la piel y mejorando su textura y unificando el tono. En este sentido, destaca con múltiples reseñas positivas la crema activa reguladora de sebo (30 euros) de Skin Labo

La fórmula del éxito

La pre-base de Skin Labo ayuda a reducir el brillo de la piel, controlando la producción de sebo. SkinLabo.

Esta crema de uso diario por las mañanas y noches, presume de tener la fórmula perfecta para perfeccionar la piel y combatir este brillo. Asimismo, al ser una prebase ayuda a prolongar la duración del maquillaje, matificando el cutis y a salvo de brillos. Constituida, principalmente, por:

Niacimamida o vitamina B3 (ayuda a fortalecer la barrera de la piel, protegiéndola de la agresión de agentes externos como la contaminación y reduce el tamaño de los poros), extracto de iris (se utiliza por sus propiedades astringentes y descongestionantes. Permite extraer la parte activa de los rizomas, asegurando al mismo tiempo una reproducibilidad perfecta) y Vitamina A (regula el sebo e inhibe la síntesis de grasas)

Más fórmulas de éxito

Si no buscamos maquillar la piel, las cremas hidratantes como la crema facial (93 euros) de Ami Yök, constituida a base de aloe vera y aceite de macadamia, frena la producción de sebo. 

La crema facial de Ami Yök y el gel limpiador de Sebiaclear ayudan a controlar el sebo de la piel. Ami Yök, Sebiaclear.

O, en el ámbito de la limpieza cutánea, se puede optar por fórmulas que ayudan a eliminar las impurezas de manera suave sin necesidad de resecar la piel como es el gel limpiador (13,90 euros) de Sebiaclear. Compra este producto pinchando aquí

[Más información: Multi-oiling: la técnica que te permite lucir un rostro y cabello radiante con un solo producto]