Jennifer Lopez (51 años) se convirtió este miércoles en Washington DC en una de las grandes protagonistas de la toma de posesión del recién estrenado presidente de Estados Unidos, Joe Biden (78). Más allá de su poderosísimo mensaje en español refiriéndose a América como una nación unida y exclamando justicia para todos por igual, la artista impactó al mundo entero -literalmente- por la elección de su atuendo.

Noticias relacionadas

Inmaculada, impecable, empoderada y exquisita, JLo, con la ayuda de sus estilistas Rob Zangardi y Mariel Haenn, seleccionó un total outfit firmado por Chanel. La joya de la corona del look reside uno de sus complementos. Dos piezas de joyería, también de la maison francesa, y de las que EL ESTILO de EL ESPAÑOL tiene todos los detalles en exclusiva.

Jennifer Lopez y los pendientes de Chanel que eligió para su 'look' en Washington.

Don't be fooled by the rocks that I got, I'm still - I'm still Jenny from the block (Que no te engañen las joyas que tengo, todavía soy Jenny la del barrio -The Bronx-), decía su canción. Y no mentía, pues a pesar de la apariencia a primer golpe de vista, lo que decoraban los lóbulos de Jennifer Lopez no eran diamantes.

Según ha podido confirmar este periódico por fuentes internas de Chanel, la firma nunca realiza alta joyería con el logo clásico de las dos C entrelazadas. Estos pendientes y todos los demás que poseen la célebre insignia de la marca, están fabricados por lo que se conoce en el argot de moda como costume jewelry.

De oro -eso sí- con perlas de cristal y strass, los pendientes de la creadora de Let's get loud corresponden a una colección pasada -Otoño-Invierno 2019/2020- y por tanto en estos momentos no se encuentran disponible a la venta. Su precio de mercado en el momento en el que se podían adquirir era de 720 euros

El resto del look

Jennifer Lopez con 'total look' de Chanel. Gtres

Pero no sólo de pendientes vive JLo. El resto de outfit es digno de análisis. Para la ocasión, la artista optó por un precioso abrigo de tweed en crudo perteneciente al look 70 de la colección Otoño-Invierno 2020-2021, unos pantalones high waist con una cascada lentejuelas y pata de elefante y una romántica blusa gótica de chorreras clásicas.

Las pasarelas lo anunciaron a voz en grito el pasado otoño cuando, a un año vista, presentaban sus novedades. Jennifer Lopez no es más que el reflejo de la mujer que Virginie Viard (59) ideó. Prendas de tweed con camisas de seda, brillos, paillettes y la invasión de la lentejuela, ubicada en este caso en el pantalón.

En el plano de los complementos, JLo también ha dejado momentos para el recuerdo. Además de los comentados pendientes, la cantante lució dos brazaletes de perlas, un cinturón y un anillo además de su alianza de compromiso. Este sí, un perfecto diamante corte esmeralda de 10 quilates cuyo precio supera sin duda el millón de dólares

En el plano beauty, Lopez fue maquillada en tonos naturales acordes a su piel y a un evento de día, todo con productos de su propia firma, la recién estrenada JLo Beauty. Su cabello iba recogido en una original ponytail con weaves, un clásico en las divas de su corte. 

Chris Appleton, su estilista capilar, combinó sprays de Wow Hair ultraligeros inspirados en la tecnología textil cuyos polímeros, activados por el calor, comprimen, aprietan y sellan cada hebra con una capa impermeable para evitar el encrespado y darle un brillo extremo sin darles peso y manteniendo su volumen.

Su secreto para combatir las bajas temperaturas de Washington sin rastro de frizz ni encrespado y con un brillo máximo fue aplicar, además, dos de sus productos estrella: el Spray Prodigioso Dream Coat y el Spray Para Cabello Rizado Dream Coat for Curly Hair de COLOR WOW, a la venta en Sephora.

Jennifer Lopez cantando 'America the beautiful' en Washington DC. Gtres

Para los momentos previos a su actuación, cuando cantó This Land Is Your Land (Esta tierra es tu tierra) y America the Beautiful (América la bella), Jennifer Lopez también llevó una boina, unos guantes de la mítica casa francesa y un clutch de Judith Leiber. Una imagen angelical y un símbolo de paz por el color níveo para celebrar un día histórico en Estados Unidos y en el mundo, que dice adiós a la era de Trump (74) para abrazar la del nuevo inquilino en la Casa Blanca: el demócrata Joe Biden

[Más información: Jennifer Lopez y Lady Gaga deslumbran en la investidura de Joe Biden]