El rubio vuelve a posicionarse este año, según los expertos, como el color estrella que tomará protagonismo en la mayoría de las melenas. Como apunta David Lesur, estilista francés y actual director de formación en los salones David Künzle, "el rubio despierta fascinación en España porque este color de pelo, que tiene de manera natural un porcentaje muy reducido de españolas, está relacionado con mujeres icónicas, bellas, sensuales, exitosas, glamurosas o poderosas a las que imitar".

Noticias relacionadas

Esta tonalidad, en mayor o menor medida, está siempre de moda. Aunque no siempre oscila alrededor de la misma gama cromática. Por ejemplo, los rubios preferidos suelen oscilar entre el dorado, trigo y rubio ceniza; sin embargo, este año las tendencias estilísticas se mueven hacia los rubios más plateados como, por ejemplo, el ice platinum.

El rubio plateado

El tinte ice blonde se posiciona como uno de los favoritos esta temporada. Matriz

Para conseguir esta brillante tonalidad es necesario, según apunta el experto, "aplicar un matizador para llegar a un rubio más blanco o más ceniza. Pasadas las horas realizar la peroxidación. Es importante que el cabello no se lave durante dos días, tras salir de la peluquería, solo así el cabello podrá volver a generar el film lipídico, que es un protector natural."

Nuevas tonalidades en la melena

Otro de los nuevos tonos de tinte que protagonizan las pasarelas es el tono mushroom. Un rubio ceniza, que oscila entre el castaño claro y el rubio oscuro, que se hace principalmente sobre bases de castañas hasta rubias. Se trata de un degradado muy sutil, similar a las mechas balayage, con un matiz ahumado ceniza que favorece y resalta a los rostros más pálidos.

La tonalidad mushroom es idónea para aquellos que tengan la tez pálida y el cabello castaño. Beauty Place

Jero de Santos, responsable del centro Menta Beauty Place, recalca que esta tonalidad la consiguen combinando las babylights con balayage en tonos más fríos. Esto provoca una tonalidad que oscila entre el rubio ceniza y el castaño, creando algunos castaños que aportan dimensión y profundidad al cabello y, otro punto a favor, es que disimulan las canas. 

Por otro lado, Sonia Atanes, directora del salón capilar SAHB, destaca la tonalidad Chai, un beige en tonos crema, parecido al color vainilla, que resulta favorecedor a la mayoría de rostros.  Este tono se consigue, apunta la experta, a través de las mechas shatush. Una técnica muy depurada que provoca que el color no se ensucie, ni se aclare de más. 

En las pasarelas neoyorkinas se busca fundir los tonos de cabello, consiguiendo un efecto más natural. Matrix

En las pasarelas neoyorquinas, por otro lado, se está optando por la tonalidad Dirty. Consiste en crear mechas muy difuminadas, suaves y cálidas con un efecto de lo más natural y un mantenimiento muy sencillo. Lo especial de esta técnica es que, a diferencia de la anterior, se busca que los colores se fundan

Otros rubios que destacarán, a lo largo del año, son el Sandy, una especie de rubio que simula la arena del mar y que es perfecto para mujeres de tez blanca, o el Baby que nos devolverá a nuestra adolescencia por medio de mechones aclarados en las zonas del cabello que aportan más luminosidad, los flequillos.

[Más información: Hair Bloom, el sérum que nutre, sella y aporta brillo a tu cabello en tiempo récord]