El diseñador Pierre Cardin, pionero del prêt-à-porter, ha fallecido este martes a los 98 años de edad, según anunció su familia a los medios franceses. El estilista ha muerto en el hospital estadounidense de Neuilly, a las afueras de la capital francesa.



Cardin, hombre de negocios que creó un emporio con su nombre, participó con André Courrèges y Paco Rabanne en la renovación de la alta costura francesa en el periodo de posguerra y encadenó a lo largo de su trayectoria las creaciones futuristas. 

Noticias relacionadas

Pietro Costante Cardin nació el 2 de julio de 1922 en un pequeño pueblo del Véneto italiano y en 1945, con 23 años, se trasladó a París. Trabajó en los talleres de Jeanne Paquin y Elsa Schiaparelli y tan solo un año después de su llegada ya estaba en nómina de Christian Dior. En 1950 dio el salto a tener su propio taller y solo tresa años después entró en la Asociación de Alta Costura de la que fue expulsado en 1959 acusado de "escandaloso". 

Sin embargo, Cardin alcanzó el cénit de su carrera como diseñador en los años sesenta, cuando se convirtió en uno de los creadores más innovadores en el mundo de la moda. Evolucionó en el uso de tejidos y llevó al extremo la moda unisex. "Fui muy afortunado por formar parte de un periodo en el que había que volver a hacerlo todo. Las mujeres querían ir de fiesta, bailar, divertirse; aquello tenía su lado sexy", declaró en una entrevista. 

Los cambios en la sociedad de entonces le permitieron experimentar sin convertirse en un out sider de la industria. Fue atrevido y transgresor. De hecho, la carrera espacial, que culminaría con llegada del hombre a la luna en 1969, le influyó y se inspiró en colores y formas que recordaban a los trabajes de los astronautas de la NASA. 

Con su discípulo Jean Paul Gaultier. Gtres

La teatralización que siempre caracterizó la puesta en escena de sus creaciones no pasó desapercibida para algunos grandes cineastas como Jean Cocteau, Max Ophüls, Louis Malle o Roger Vadim que solicitaron sus servicios para algunas de sus películas. Así acabaría siendo uno de los diseñadores favoritos de las grandes divas del cine galo como Jeanne Moureau, Brigitte Bardott (86) o la estadounidense trasplantada a Europa Jane Fonda (83).

Cardin hizo del estilo espacial toda una revolución en la moda en los años setenta. Gtres

Entre los hitos impactantes de su carrera destacan la organización de desfiles en plena Plaza Roja de Moscú o en el desierto del Gobi. En los últimos años sólo salía de su retiro para apoyar a Jean Paul Gaultier (68), quien empezó su carrera en su taller. 

[Más información: El día que Jean Paul Gaultier rompió los esquemas de la moda con una fragancia]