La cadena de supermercados, Mercadona, ha vuelto a conseguir un nuevo éxito en el ámbito de la cosmética. Su precio económico, su accesibilidad y sus innumerables beneficios han convertido a la firma Deliplus, que comercializa en estos supermercados, en una de las marcas indispensables en las rutinas de la piel.

Noticias relacionadas

Ahora, la firma presidida por Juan Roig ha colocado en sus estantes un nuevo producto beauty que vende unas 3.000 unidades diarias en sus supermercados, posicionándose como un nuevo éxito para la compañía, la mascarilla de arcilla verde. Con un precio de 3,50 euros.

Un producto indicado para la limpieza de las pieles grasas o con tendencia a la aparición de acné pues equilibra el exceso de sebo en el rostro y minimiza los puntos negros, fomentando y dejando una piel efecto mate y renovada. Esto es posible gracias a la combinación de activos que posee este limpiador, el zin-PCA y la arcilla verde, que tiene un efecto purificante que ayuda a dejar el cutis lisa y libre de posibles imperfecciones.

Mercadona tiene un nuevo éxito: la mascarilla de arcilla verde que previene la aparición de acné Mercadona

Además, esta crema no es comedogénica, es decir, no obstruye los poros y por tanto disminuye la aparición de posibles imperfecciones en el cutis y reduce la apariencia de los puntos negros. Con este producto específico para un tipo de piel, Mercadona busca ampliar y fidelizar su público. 

El proveedor Totaler RNB, de la Pobla de Vallbona (Valencia) es el responsable de producir este cosmético de la marca Deliplus que busca saciar las necesidades que los clientes padecían en un proceso de innovación con el objetivo de conseguir un producto eficaz y accesible.

Sin embargo, una de las grandes ventajas que posee esta mascarilla de arcilla verde es que, además de limpiador, hidrata -con su aplicación-, el rostro. Algo que indudablemente lo diferencia de otros cosméticos para pieles grasas o mixtas con esta función.

Modo de uso

Se recomienda aplicar la mascarilla de arcilla verde en la zona T del rostro. Istock

Este diseño en formato tubo con tapón de click facilita no aplicar un exceso del producto en el rostro. Al ser una mascarilla que limpia e hidrata el rostro enfocada a pieles grasas, es importante extenderla por las zonas que tienden a acumular un exceso de sebo (fomentando la posterior aparición de puntos negros y acné), es decir, en el área de la frente, nariz y barbilla; más conocida por el nombre de zona T.

Según sus propias indicaciones es recomendable dejarla actuar sobre la piel limpia unos 10 o 15 minutos, después proceder con un abundante aclarado para retirar el producto. Los resultados tendrán efectos visibles rápidos pues el cutis habrá cambiado su característico brillo. En cuanto a la frecuencia de su uso, se recomienda aplicarla una o dos veces por semana, dependiendo del estado o de la apariencia que posea el rostro.

[Más información: Mercadona arrasa con sus mascarillas faciales por menos de tres euros]