La nueva normalidad ha traído con ella el maskné. Este término, creado por la combinación de las palabras mascarilla y acné, se refiere a la aparición de granitos en el rostro ocasionado por el roce de las mascarillas (conocido, también, bajo el término de acné inflamatorio comedogénico).

Noticias relacionadas

Esta fricción con la mascarilla genera pequeñas roturas en la piel del rostro por las que entran algunas bacterias que favorecen la aparición de granitos. Por otro parte, la mascarilla produce la oclusión de la piel y de las glándulas sebáceas (localizadas en la zona de la nariz, mejillas, mentón y boca), una zona que normalmente está en contacto al aire para oxigenarse. Sin embargo, al tener la parte inferior del rostro cubierta, se produce una menor transpiración y se acumula humedad, vapor y sudor; tres factores que obstruyen los poros. 

Las mascarillas fomentan la aparición de acné en el rostro.

Para evitar que ocurra fenómeno en el rostro es importarse hidratarse la piel, utilizando texturas fluidas que obstruyan lo mínimo la transpiración natural de la misma y empleando productos con propiedades calmantes, antiinflamatorias y antisépticas.

Los aceites faciales, aunque parezca contradictorio, son muy efectivos contra el acné, porque son grandes equilibradores de la piel. Además, la concentración de sus ingredientes hace que sean más hidratantes que algunas cremas e incluso que se conviertan en un regulador del exceso de sebo cutáneo. Entre ellos, destacan los Aceites Faciales de Armonía Cosmética Natural, que tienen tacto seco y no son ni grasos ni comedogénicos.

Esta línea está conformada por tres tratamientos naturales destinados a cubrir

necesidades específicas de la piel: calman, nutren y aporta luminosidad. Su fórmula, apta para veganos y celíacos, se basa es una combinación de aceites vegetales minuciosamente elegidos y está enriquecida con ingredientes activos que potencian la acción de cada tratamiento.

Tipos de aceites:

Aceite calmante de aceite de chía y caléndula. Kohl

1. Aceite facial calmante: Disminuye las rojeces, la irritación y el picor de la piel, además, tiene un efecto descongestivo. Entre sus componentes destaca el aceite de chía (tiene propiedades antiinflamatorias naturales), aceite de fruta de la pasión (ayuda a la regeneración de la piel), aceite de soja (destaca por su capacidad cicatrizantes) y el aceite de caléndula (indicado para calmar el picor y la irritación). Su precio es de 13, 50 euros.

Aceite facial iluminador de la línea Armonía Cosmética Natural. Kohl

2. Aceite facial iluminador: Formulado con un cóctel de principios activos donde la estrella es la Vitamina C de origen vegetal que combate los radicales libres (tratando las rojeces) y ayuda a unificar el tono. Su precio es de 13, 50 euros.

Con su característico color rojo destaca este aceite facial nutritivo. Kohl

3. Aceite facial nutritivo: Con un precio de 13, 50 euros, destaca por su antiaging natural. Entre sus componentes se encuentran una mezcla de aceites hidratantes como el de argán, el de aguacate y el de semillas de girasol. 

[Más información: Los errores que comentes con tus marcas de acné (y cómo solucionarlos]