El movimiento Me Too de Hollywood ha marcado un antes y un después en la sociedad. Una sociedad en la que cada vez el papel de la mujer está cobrando más importancia, reivindicando un sitio que se les ha negado durante años y saliendo a las calles para luchar a favor de sus derechos y contra los abusos y prohibiciones a los que se han visto sometidas.

Noticias relacionadas

Este aire de frescura y libertad lo ha alcanzado todo y las bodas no iban a ser menos, por eso mismo e impregnada de él la diseñadora de vestidos de novia de novia, Paula del Vas, encabeza un ejercito de mujeres que quieren subirse al altar sintiéndose libres, poderosas y elegantes. Así lo recoge su última colección.

En el marco de The Bridal Experience desde La Manga Club, la diseñadora murciana ha presentado una colección con la que reinventa el vestido de novia para descubrirnos una versión mucho más sexy, atrevida y acorde al siglo XXI, al que ya han definido como el 'siglo de la mujer'.

Paula habla sobre sus diseños, sus llamativas mangas de tul y sus inspiraciones, además la diseñadora reflexiona sobre el vestido de novia e incluso se atreve con la voz de la experiencia a adelantar lo que se verá en un futuro en los altares.

Unos vestidos de novia muy atrevidos. ¿En qué consiste la colección?

Pues he querido descontextualizar lo que es el mundo de la novia y he incorporado piezas más urbanas en los vestidos. Hay unos tops sueltos hechos en pedrería, hay faldas en tul con muchísimo volumen y muchísima caída, unas mangas que son desmontables y puedes ir con un vestido muy tubo y ponerle las mangas. Este es el siglo de la mujer y ella ya no quiere ataduras y quiere ser una expresión de lo que es su libertad y ella misma. Este tipo de piezas es un homenaje a la mujer actual.

Modelo luciendo la nueva colección de Paula del Vas. Redes Sociales

¿Hay novias tan atrevidas que se ponen sus diseños?

Sí, claro que sí. Novias, madrinas y madres de novias.

Estamos viviendo una revolución feminista, pero las bodas siguen teniendo un aspecto muy tradicional e incluso machista. ¿Están cambiando?

Bueno, el machismo es difícil que cambie porque llevamos muchos años con él, pero yo creo que la mujer quiere sentirse más libre, no quiere ataduras y si se casa es porque quiere, no porque se sienta obligado a ello ni porque tenga que cumplir unos cánones sociales. Yo tengo un concepto clásico renovado, hacia algo más moderno o diferente. Creo que eso es lo que podría definir más mi forma de trabajar.

¿Veremos a una novia vestida de negro en el altar?

He sacado vestidos que incorporan el negro y yo pienso que sí. Si mi color favorito es el negro, no me tengo por qué casar de blanco, no tiene sentido.

¿En qué se ha inspirado para está colección?

PNo tengo una fuente de inspiración, me muevo por los tejidos que utilizo y por las distintas texturas que hago en las piezas. En mi taller hacemos piezas a medida exclusivas. No hacemos prêt-à-porter, entonces es un resumen de una trayectoria porque hemos usado flores de seda natural que las hacemos en el taller.

Aunque las bodas están cambiando, el vestido de novia sigue siendo lo más importante... ¿Qué tiene este elemento?

PLo más bello de una boda es la mujer. Ella quiere brillar porque ha tomado una decisión muy importante y tienes que ir como te sientas mejor pero todo gira en torno a ella. El hombre va guapísimo, pero la mujer se impone..

Cada vez la novia luce más vestidos durante el día...

Esto depende de las clientas. Hay quien quiere llevar dos vestidos porque le hace mucha ilusión llevar un traje de fiesta después del vestido de novia, pero yo en detrimento de mi negocio creo que cuando te casas tienes que llevar un solo vestido. Vamos a hacer un esfuerzo en que sea algo único y especial, en el que aunque pasen 30 años y puedas sentirte feliz con esa pieza independientemente de como te haya ido la vida porque ese vestido era lo que tu querías. Para una mujer sentirse guapa va mucho más allá de lo que un hombre puede pensar al respecto.

[Más información: Rihanna abre su primera tienda en París: la capital de la moda se arrodilla ante Fenty]