Un pequeño colgante con una perla y diamantes que perteneció a la reina Marie Antoinette, decapitada en octubre de 1793 en plena Revolución Francesa, ha sido subastado en la casa Sotheby's de Génova -Italia- por 32 millones de euros. Un récord histórico, según ha declarado la célebre maison internacional, al adjudicar la icónica pieza de joyería por ese valor. 

Noticias relacionadas

En la subasta que tuvo lugar el pasado miércoles salieron a puja diez piezas de la familia Borbón y Parma que han permanecido ocultas y alejadas del foco público durante más de dos siglos. La subasta de la colección del rey Carlos X de Francia ha reportado muchos más beneficios de los esperados.

La sorpresa para Sotheby's llegó cuando estimaron el precio total del lote de joyas en unos tres millones de euros y al finalizar lograron facturar más de 38 millones. Entre las piezas, un espectacular broche de diamantes estimado en unos 70.000 euros que finalmente se vendió por 1'5 millones de euros. 

Si bien es cierto, la joya 'estrella' de la subasta fue un colgante del que pende una perla natural con forma de pera de un tamaño impresionante. A priori fue tasada entre uno y dos millones de euros. Finalmente se vendió por 32 millones de euros y se adjudicó a un comprador privado que, tal y como suele suceder en estos casos, prefirió mantener el anonimato. 

Tras la venta, la casa de subastas encontró oportuno hacer una pequeña confesión, pues esta venta ha supuesto un récord histórico en la casa Sotheby's. "El colgante de Marie Antoinette es sencillamente irreemplazable, y el precio que alcanzó va más allá de la propia joya", indicó en un comunicado Eddie LeVian, jefe ejecutivo de los joyeros LeVian.

[Más información: Naty Abascal expone sus diseños en la Real Academia de Bellas Artes]