Boris Johnson (56 años) y Carrie Symonds (33) ya son marido y mujer. Pese a que hace tan solo unos días se anunció oficialmente la fecha de su enlace matrimonial para el 30 de julio de 2022, y se solicitó a sus allegados que guardaran ese día en sus agendas, Boris y Carrie ya están casados. Se han dado el 'sí, quiero' en la catedral católica de Westminster, en Londres. Al menos, es lo que sostiene un testigo de la boda en el diario The Daily Mail. Esta fuente asegura que la novia llevaba un vestido blanco, sin velo y que caminó por el pasillo de la iglesia al mismo tiempo que sonaba una música clásica.

Noticias relacionadas

The Mail on Sunday explica que asistieron a la boda treinta invitados -el máximo permitido actualmente por la pandemia-, entre ellos el padre del novio, Stanley Johnson, y sus hermanos Leo, Jo y Rachel, sin que se sepa si estuvieron presentes los hijos mayores del primer ministro. Una vez en el altar, y siempre según esta persona, Boris y Carrie intercambiaron sus votos ante el sacerdote Daniel Humphreys, que fue el que bautizó a su hijo en común, Wilfred, en la misma catedral el pasado otoño.

La ceremonia tuvo carácter religioso, pese a que Johnson está divorciado dos veces. Las personas que pudieron ver este enlace deslizan que Symonds se mostró "extremendamente feliz" y el primer ministro estaba "muy guapo" y no apartaba sus ojos de los de su prometida.  Al parecer, el ya matrimonio habría estado pergeñando su enlace en la más estricta intimidad y tan solo un número muy reducido de personas conocía sus intenciones reales

Boris Johnson y Carrie Symonds en una imagen de archivo. Gtres

Según una persona allegada a la iglesia donde se dieron el 'sí, quiero', muy pocas personas fueron informadas el día anterior al enlace, y casi nadie conocía la identidad de los contrayentes. La boda duró cerca de 30 minutos. La pareja convive en la residencia oficial del primer Ministro británico desde 2019, mismo año en el que se comprometieron. Sin embargo, la llegada de la pandemia provocó que decidieran posponer el enlace por motivos de seguridad.

Ahora que, vacunas mediante, la pandemia empieza a estar bajo control, han vuelto a programarse este tipo de ceremonias. Boris y Carrie también han aprovechado para sellar sus vidas. Según el Mail, este es el primer casamiento en 199 años de un primer ministro del Reino Unido en activo, desde que lord Robert Jenkinson se casó con Mary Chester en 1822.

Ambos han sido los primeros que han ocupado la residencia oficial del primer ministro británico sin pasar antes por la vicaría. Aunque la boda se tuvo que posponer en un principio, hay algo que ha unido a ambos para siempre, la llegada de su primer hijo en común, Wilfred Lawrie Nicholas Johnson (1), el 29 de abril de 2020. El bebé es el primogénito de ella, que anunciaba así la feliz noticia en su cuenta oficial de Instagram: "Normalmente no publicaría este tipo de cosas aquí pero quería que mis amigos lo supieran directamente por mí. Muchos de vosotros ya lo sabéis pero para mis amigos que todavía no, nos prometimos a finales de año y estamos esperando un bebé para principios de verano. Me siento increíblemente bendecida".

Sin embargo, el político ya tiene experiencia en la paternidad, pues aporta al matrimonio cinco hijos de relaciones anteriores: Lara Lettice (26), Milo Arthur (25), Cassia Peaches (22), Theodore Apollo (20), de su relación con Marina Wheeler (56) y la menor, Stephanie (11), fruto de una relación extramatrimonial con la experta en arte Stephanie Macintyre. La relación del político con la madre de su último hijo se dio a conocer en 2018, cuando él anunció su separación de  su esposa durante 25 años. El divorcio formal se produjo finalmente en 2020. 

Polémico noviazgo 

Boris Johnson y Carrie Symonds , en un evento. Gtres

La historia de amor entre Boris Johnson y Carrie Symonds ha estado rodeada de polémica desde sus inicios a finales de 2018, cuando su nombre comenzó a copar titulares a raíz del divorcio entre el tory y Marina Wheeler, madre de sus cuatro hijos. Según trascendió a los medios de comunicación en su momento, la segunda esposa del actual primer ministro decidió separarse de él harta de las relaciones extramatrimoniales que habían protagonizado sus dos décadas de relación.

Durante los meses previos a esta ruptura, Symonds y Johnson habían estado manteniendo su relación en secreto, a la espera de que el divorcio se hiciera oficial. Cuando finalmente llegó este momento, la pareja comenzó a hacer vida normal de pareja y cuando él ocupó su nuevo cargo ella se convirtió en la "primera novia" del número 10 de Downing Street (ya que era la primera pareja que vivía en la residencia sin estar casada).

Más allá de su relación con el primer ministro, Symonds posee un extenso currículum. Hija de Matthew Symonds, uno de los fundadores de The Independent, y Josephine Mcaffee, abogada del periódico, estudió en los colegios privados Godolphin y Latymer en West London (con un coste cercano a los 20.000 euros por curso) y no tardó en llegar a la oficina de comunicación de los conservadores en el año 2009. Con el paso de los años fue cogiendo más peso e influencia en la formación política, y a principios de 2018 fue nombrada directora, puesto que abandonó en verano tras los rumores que la unían a Boris Johnson.

[Más información: Boris Johnson y su pareja Carrie Symonds ya tienen fecha para casarse]