Boris Johnson (55 años) y su pareja Carrie Symonds (31) han anunciado su compromiso y que están esperando su primer hijo en comúnUn bebé que está previsto que llegue al mundo a principios de verano. Ha sido el portavoz de la pareja quien se ha encargado de anunciar la buena nueva."El primer ministro y la señorita Symonds están muy contentos de anunciar su compromiso y de que esperan un bebé a principios del verano", ha comentado. 

Noticias relacionadas

Todavía se desconoce la fecha de la boda, pero Johnson será en cualquier caso el primer ministro en 250 años en casarse durante su estancia en Downing Street. A la pareja, que lleva viviendo juntos desde que Johnson se convirtió en primer ministro en julio de 2019, se les empezó a relacionar a partir de junio de 2017. 

Los rumores de su historia de amor surgieron cuando fueron captados cenando en un restaurante en el día de San Valentín. Tras ser acusado de infiel por la prensa británica, el pasado septiembre el político anunció su divorcio de su segunda esposa y madre de cuatro hijos, la abogada Marina Wheeler, con quien ha estado casado 25 años.

La pareja, en una de sus pocas apariciones públicas. Gtres

La novia de Boris es hija de Matthew Symonds, el fundador del periódico The Independent, y de Josephine Mcaffe, una de las abogadas del periódico. La pareja del primer ministro puede presumir de una educación privilegiada después de haber pasado por colegios de élite. La joven se crió en East Sheen South West London, una exclusiva zona al suroeste de la ciudad y estudió en el Goldophin and Latymer School. 

Tras graduarse en Historia, Symonds trabajó en el gabinete de comunicación de altos cargos conservadores. Primero, como secretaria y después con 29 años como directora de comunicación del Partido Conservador cuando conoció a Johnson. 

La extrabajadora del partido torytrabaja en el grupo ambiental Oceana, pero se tomó seis meses de descanso para ayudar en la campaña de su pareja y futuro marido. La novia del mandatario parece haberle hecho sentar la cabeza. Pese a este panorama idílico, este verano una pelea con su novia casi le cuesta su cargo al político. Un contencioso que fue denunciado por los vecinos de Boris a la policía tras varios gritos y portazos.

La pareja, en un acto. Gtres

Uno de ellos comentaba a The Guardian que escuchó a una mujer gritar antes de que se oyera un fuerte portazo. También señalaba que en un momento de la disputa pudo escuchar a Symonds, la ex relaciones públicas del Partido Conservador por la que Johnson abandonó a su mujer, Marina Wheeler, gritarle "quítate de encima" y "sal de mi apartamento".

[Más información: Boris Johnson y Marina Wheeler acuerdan su divorcio dos años después de su ruptura]