Es uno de los deportistas mejor pagados del mundo y, por lo tanto, Cristiano Ronaldo (36 años) puede permitirse caprichos como el último que acaba de conocerse. El delantero de la Juventus de Turín ha adquirido la casa más cara de Lisboa. Un ático de 300 metros cuadrados por el que ha desembolsado unos 7,2 millones de euros, según se ha apuntado desde la prensa portuguesa.

Noticias relacionadas

El piso está situado en el número 203 de la Rua Castilho, en un edificio de 20 plantas que alberga 14 apartamentos. El del futbolista, situado en la parte alta del edificio, cuenta con una piscina privada y unas impresionantes vistas panorámicas de la ciudad.

Además, y tal y como se puede comprobar en el vídeo lanzado por la promotora detrás de este proyecto inmobiliario, la suite principal de esta casa, además de acceso directo a la terraza, cuenta con un baño contiguo con jacuzzi

Una habitación en la que los tonos blancos y grises predominan y que contrastan con el beis que domina el salón. Esta última, una estancia amplia donde poder albergar visitas de familiares y amigos cuando las restricciones de la pandemia lo permitan.

Toda la vivienda se caracteriza por techos altos y grandes ventanales, por los que la luminosidad es una de las grandes protagonistas de una casa de la que ya pueden disfrutar el futbolista, Georgina Rodríguez (27) -que, en estos momentos, se encuentra inmersa en la grabación de su reality para Netflix- y la familia que ha formado juntos desde que comenzaron su relación, en 2016.

Salón del nuevo ático de Cristiano.

Precisamente una de las estancias está pensada para el disfrute de sus cuatro hijos, Cristiano Jr. (10), Eva, Mateo y Alana Martina (3): una sala de juegos. También cuenta con aparcamiento y gimnasio privados y una sala de cine con una pantalla de grandes dimensiones para disfrutar de las mejores producciones audiovisuales.

Dos suites más, además de la principal, y un comedor, completan las estancias de una casa en la que se miman todos los detalles y lujos y sobre la que ya se especula si será donde fijen, próximamente, su nuevo domicilio. El contrato de Cristiano en Turín espira en verano de 2022, pero lo cierto es que no está todo lo que le gustaría en Italia y ya se habla de una posible marcha este mismo mes de julio.

Uno de los tres dormitorios con los que cuenta el inmueble.

El edificio donde se encuentra ubicado el inmueble fue construido en la década de los 70 del pasado siglo y reformado en 2017 para albergar este exclusivo conjunto residencial. Se encuentra situado al lado del Parque Eduardo VII, la Plaza de Marqués de Pombal y la Avenida da Liberdade. A tan solo 210 metros del Hotel Intercontinental y 350 del Ritz, dos de los hospedajes de mayor caché de una ciudad en la que Cristiano tiene un hotel con su nombre y de los que cuenta con un accionariado del 50 por ciento, el Pestana CR7, ubicado en la Rua do Comércio.

Sus otras propiedades inmobiliarias

Lo cierto es que, con una fortuna que supera los 1.000 millones de dólares -unos 828 millones de euros-, la revista Forbes le situaba como el primer futbolista en traspasar esa barrera y uno de los deportistas más ricos del mundo. Algo que le ha permitido hacerse con ese ático de lujo y, también, con un terreno de 10.000 metros cuadrados en Cascais, la localidad con mayor renta per cápita de todo Portugal y situada a apenas 30 kilómetros de Lisboa. Otro indicio de que podría estar pensando en fijar su domicilio en su país de nacimiento una vez termine su carrera deportiva.

Además de estas propiedades, el que fuera jugador del Real Madrid tiene una casa de siete plantas en Funchal, en su Madeira natal. La misma cuenta con unas impresionantes vistas al mar y se estima que ha desembolsado 7 millones de euros en su construcción, terminada el pasado verano. Cuando se trasladó a Turín, en julio de 2018, se instaló en una de las urbanizaciones más lujosas y tranquilas, situada a pocos minutos del centro de la ciudad: Corso Alberto Picco. Allí posee una casa de 805 metros cuadrados levantada sobre una finca de casi 5.000.

Foto del exterior de la casa que Cristiano tiene a la venta en La Finca, en Madrid. Gtres.

Una extensión de terreno similar a la de su casa de La Finca, en Madrid, que puso el cartel de se vende el pasado verano por seis millones de euros. En España, además, cuenta con un apartamento en Marbella por el que 'solo' pagó 1,5 millones y que está situada en la zona residencial The Heights, que cuenta con 11 villas y está próxima al Club de Golf La Resina.

En 2015, sorprendió al adquirir un apartamento en la Torre Trump, en Nueva York, por el que pagó 16 millones de euros. Situado en la Quinta Avenida, tiene 200 metros cuadrados y tres habitaciones, ideal para poder viajar con la familia.

[Más información: La vida más íntima de Cristiano Ronaldo, al descubierto: su vecina en Turín airea sus secretos]