La 'maldición' de Neverland, la bucólica finca de Michael Jackson en California, se ha roto tras cinco años. Los propietarios del extravagante rancho acaban de lograr venderlo por 22 millones de dólares, unos 17,9 millones de euros al cambio actual, cantidad que dista mucho de los 100 millones de dólares por los que salió al mercado la casa en 2015. 

Noticias relacionadas

El comprador de la propiedad es el multimillonario Ronald Burkle (68 años), copropietario del equipo de Hockey Pittsburgh Penguins, cofundador de la firma de inversión Yucaipa y exconocido del fallecido rey del pop, según ha publicado Wall Street Journal.

El complejo en el que residió Jackson durante 15 años cuenta con más de 1.100 hectáreas. El cantante pagó 19,5 millones de dólares en 1987 y lo bautizó con el nombre de la isla ficticia de donde procede el personaje de Peter Pan.

Vista aérea de Neverland, la finca en la que vivió Michael Jackson. Gtres

Situada al norte de la ciudad californiana de Santa Bárbara, la finca fue convertida por el artista en un hogar de ensueño para él y sus hijos, Prince y Paris. El cantante construyó en sus terrenos lugares de entretenimiento como un zoológico y un recinto ferial.

El bucólico entorno en el que se enclava Neverland acoge un total de 22 edificios, entre los que se incluye una vivienda principal, dos casas de huéspedes, graneros, una pista de baile, una sala de cine de 50 butacas e instalaciones para el personal que trabaja en el rancho.

Michael Jackson convirtió Neverland en un parque temático de ensueño. Gtres

La opulencia está presente en cada rincón de la finca, que entre sus paisajes de ensueño acoge un gran lago, dos lagunas artificiales y hasta su propia estación de ferrocarril.

La casa principal cuenta con 1.110 metros cuadrados de superficie y tiene seis dormitorios, zona de barbacoa, piscina y pistas de baloncesto y tenis. Por su parte, las dos viviendas para invitados cuentan con cuatro y dos dormitorios, respectivamente.

Neverland estuvo, en la década de los 90 y hasta bien entrados los 2000, en el foco de varias investigaciones sobre supuestos abusos sexuales a niños por parte de Michael Jackson. La estrella del pop negó las acusaciones de los fiscales de Santa Bárbara, que afirmaban que el cantante embaucaba a los niños en el "mundo de fantasía" de la finca para que accedieran a sus peticiones.

El rancho cuenta con un lago y dos lagunas artificales. Sycamore Valley Ranch

En 2005, Jackson fue juzgado y absuelto de las acusaciones de que abusó de un niño de 13 años en el rancho. Desde aquel momento, el artista nunca regresó a esta casa. El 25 de junio de 2009, el cantante de Thriller murió en otra vivienda de Los Ángeles tras sufrir un paro cardíaco.

A pesar de su muerte, los rumores de pedofilia en torno a Jackson no han cesado. De hecho, todas las acusaciones hacia el artista se recogieron en 2019 en un documental titulado Leaving Neverland. Tras la publicación del documental, el valor de la finca se desplomó.

La familia tuvo intención de enterrar al cantante en la finca y convertirla en lugar de peregrinaje. Gtres

En la actualidad, Neverland ha sido rebautizado como Sycamore Valley Ranch y ha sufrido una profunda remodelación. Las instalaciones más extravagantes, como el zoológico y el recinto ferial, han sido desmanteladas y poco queda del hogar que la familia de Jackson trató de convertir en lugar de peregrinaje tras su muerte. De hecho, meses después del fallecimiento del artista surgieron informaciones que apuntaban a que la familia quería darle sepultura en la finca, pero finalmente el rey del pop fue enterrado en un exclusivo cementerio privado de Los Ángeles.

[Más información: Elon Musk vende sus últimas cuatro casas por 60 millones: la excéntrica promesa que ha cumplido]