Desde que Joe Biden (77 años) ganó las elecciones son muchos los que han comenzado a hacer sus apuestas sobre la propiedad que elegirá Donald Trump (74) para vivir, una vez abandone la Casa Blanca. Teniendo en cuenta que el magnate posee un imperio inmobiliario, las posibilidades son amplias. El todavía presidente de Estados Unidos tiene varias viviendas en las ciudades de Nueva York, Florida, y Virginia y hasta un lujoso complejo en la isla caribeña de Saint-Martin, que alquila por una enorme cifra.

Noticias relacionadas

Se trata Le Chateu Des Palmiers, una exclusiva finca ubicada en un enclave privado y frente al mar, que Donald Trump adquirió en 2013. El complejo, compuesto por dos villas, se alquila entre 35.000 dólares (29.800 euros) y 60.000 dólares (51.000 euros) a la semana, dependiendo del número de huéspedes y de la fecha en la que se desee entrar, siendo más costosas las de temporada alta. La propiedad combina a la perfección la intimidad de una vivienda con el lujo de un hotel, ofreciendo una experiencia de máximo lujo. 

El complejo que alquila Donald Trump en la isla de Saint-Martin. Le Chateu Des Palmiers

La primera villa, ubicada junto al mar, cuenta con seis dormitorios, incluyendo una suite principal de dos plantas, seis baños, una cocina completamente equipada, una sala de estar, un amplio comedor con capacidad para 10 personas y otro al aire libre. La segunda, del lado del jardín, tiene cuatro habitaciones y cuatro baños y medio, una sala de estar, un comedor y un espacio para desayunar o merendar en la terraza. A pesar de encontrarse en un ambiente de playa, en cuanto a su decoración, ambas presentan un estilo clásico con elementos extravagantes

Vista aérea del complejo. Le Chateu Des Palmiers

Pero más allá de las comodidades de las villas, el complejo que alquila Donald Trump destaca por el gran número de actividades que se pueden realizar. La propiedad tiene una piscina climatizada, bar al aire libre, acceso directo a la playa, en la que se pueden practicar deportes como surf y kayak o hacer excursiones en motos de agua. Por otro lado, una pista de tenis, una mesa de ping pong, campo de golf y gimnasio. En cuanto a sus servicios, ofrece spa y un chef privado, encargado de preparar las comidas diarias. Para garantizar la total privacidad de sus huéspedes, la finca cuenta con un sistema de seguridad de última generación y cámaras de vigilancia.

El complejo cuenta con una piscina climatizada y bar al aire libre. Le Chateu Des Palmiers

La lujosa propiedad de Donald Trump en el Caribe fue diseñada en el año 2000 por un arquitecto francés y está inspirada en las lujosas residencias del sur de Francia. Se encuentra en una ubicación privilegiada, rodeada de mar y vegetación caribeña. Está, en concreto, en la playa de Plum Bay, una de las más conocidas de la isla por su arena blanca y sus olas. Además, muy cerca de Marigot, la capital de la parte francesa de Saint-Martin, y a 10 minutos del aeropuerto de la isla. 

Las villas cuentan con una decoración clásica, que incluye elementos extravagantes. Le Chateu Des Palmiers

Quienes alquilen este complejo tienen la oportunidad de convivir con dos culturas a la vez: la francesa y la holandesa. La isla, por otro lado, ofrece a sus visitantes playas paradisíacas con aguas cristalinas, gastronomía francesa, una intensa vida nocturna y diversas actividades deportivas.

Otras propiedades

El complejo de Saint-Martin no es el único que alquila el empresario, a quien le queda poco más de dos meses en la Casa Blanca. En la web de The Trump Organization, donde se exponen otras de sus exclusivas fincas, se muestran algunas sus propiedades en alquiler. Según explican en el portal, son "únicas y llenas de detalles históricos". 

El primero en la lista es el hotel cinco estrellas MacLeod House & Lodge, ubicado en la campiña escocesa. Le sigue una exclusiva residencia en Nueva York, llamada Albermarle Estate y el lujoso complejo en Saint-Martin. Otras de las propiedades de Donald Trump en Estados Unidos, ubicadas en Florida y Los Ángeles, también se pueden alquilar para eventos puntuales. 

[Más información: Jill Biden, el polo opuesto de Melania Trump: una profesora discreta tras la exuberante modelo]