El imperio inmobiliario de la familia Kardashian-Jenner es ingente tanto en millones de dólares como en el número de casas que acumulan todas las hermanas. Desde que eran adolescentes, todas ellas se han visto inmersas en negocios inmobiliarios de lo más rentables y es habitual que al poco de vivir en una casa opten por mudarse a una más lujosa, grande o situada en una zona más exclusiva. Es el caso de Khloé Kardashian (35 años), la última del clan que ha decidido poner a la venta por 18,95 millones de dólares (17,08 millones de euros al cambio actual) el que ha sido su hogar durante años en Calabasas. 

Noticias relacionadas

La hermana de Kim Kardashian (39) se mudó a esta impresionante vivienda hace seis años, cuando pagó 7,2 millones de dólares (6,49 millones de euros) a Justin Bieber (26), su antiguo dueño. La empresaria se mudaba a esta mansión con las esperanzas de comenzar una nueva vida alejada de Lamar Odom (40), de quien acababa de divorciarse. 

Detalle del exterior de la casa que Khloé Kardashian vende por 18,95 millones de dólares. The Society Group

Sin embargo, esta misma semana se ha conocido que ha decidido deshacerse de ella por un precio muy superior al que pagó originalmente. Lo que todavía no se sabe es dónde vivirá a partir de ahora junto a su hija, True. 

La casa en cuestión es perfecta para celebrities, tal y como demuestra que entre sus paredes hayan vivido personajes de la talla de Khloé Kardashian, Justin Bieber o la exmujer de Eddie Murphy (59). "Tiene verdadera historia de Hollywood. Fue propiedad, inicialmente cuando fue construida, de la exmujer de una super celebrity, que la compró para ella tras el divorcio... Luego lo vendimos a una estrella pop muy joven, que todavía es muy famosa hasta el día de hoy", explicó en sus redes sociales Tomer Fridman, el encargado de la venta de la casa y que es conocido por ser el agente inmobiliario de la familia Kardashian. 

En esta casa también han vivido Justin Bieber y la exmujer de Eddie Murphy. The Society Group

Su historia como casa de famosos, unido a su lujoso enclave en el vecindario The Oaks de Calabasas, en Los Ángeles (Estados Unidos), convierten a esta propiedad en una opción ideal para inquilinos que deseen vivir en una zona tranquila, segura y alejados de miradas indiscretas. "Es simplemente increíble, ya que tiene una total privacidad. Es decir, a menos que estés en un helicóptero, nunca verás esta casa", añadió Fridman en sus redes sociales. 

El inmueble en cuestión es una mansión, con seis habitaciones y siete baños, de estilo mediterráneo ubicada en un terreno de más de 1.000 metros cuadrados, con una amplia zona ajardinada con su propia piscina, diversas terrazas, su propia fogata, varios porches decorados con rosas blancas y hasta un sendero de meditación. 

Detalle del salón de la casa que Khloé Kardashian ha puesto a la venta.

Un exterior cuidado que entronca con el diseño minimalista del interior, que Khloé Kardashian cuidó mucho cuando mandó al diseñador Martyn Lawrence Bullard a  reformar por completo el inmueble en 2014, antes de entrar a vivir. La casa tiene techos abovedados, ventanas de piso a techo y estancias amplias que incluso le valieron un artículo en la revista Architectural Digest donde se elogió el gusto que tuvo la celebrity a la hora de decorar su nuevo hogar. 

Una de las estancias que más destacan de la vivienda, y donde se han grabado multitud de escenas del reality Keeping Up with the Kardashians, es la cocina, que posee una isla grande en el centro y que está rodeada de multitud de mostradores envolventes. Junto a ello, en la primera planta también hay una oficina con muebles empotrados, un gimnasio, una sala de cine, una bodega y un amplio salón decorado en una paleta de colores crema y nude. 

La suite principal, otra de las habitaciones que más ha aparecido en su programa de televisión y en sus redes sociales, incluye una sala de estar con chimenea, dos baños, un balcón privado y acceso a la sala de maquillaje donde Khloé Kardashian dedica gran parte de su mañana a aplicar los trucos de make up de su familia y lucir siempre un look impoluto. 

Una vivienda de lujo con la que pretende conseguir un gran beneficio (más del doble del dinero que pagó originalmente a Justin Bieber por la misma propiedad años atrás) y que está a la venta a través de la inmobiliaria The Society Group, empresa en las que suele confiar la familia Kardashian-Jenner para este tipo de negocios. 

[Más información: Todos los detalles de la mansión que se ha comprado Kylie Jenner para pasar la cuarentena]