Las últimas imágenes de Adele (31 años) disfrutando de las playas del Caribe junto a varios amigos han sorprendido a todo el planeta por la radical pérdida de peso que se evidencia en la figura de la cantante británica.

Noticias relacionadas

La artista, que en 2012 daba a luz a su hijo Angelo, lleva unos años centrada en su bienestar y, por ello, ha decidido tomar las riendas de su cuerpo y llevar una vida mucho más sana.

Una de las artífices de la nueva faceta healthy de Adele es Camila Goodis, la entrenadora personal que la ayuda a mantenerse en forma. La profesional ha revelado en televisión en qué consiste la dieta de la cantante, a la que ha tenido que adaptar la rutina debido a que no le gusta ir al gimnasio ni hacer deporte en público.

Tal y como ha contado la coach de Adele, su objetivo principal no era perder peso, sino llevar una vida más saludable y sentirse mejor. Por ello, una de las decisiones que tuvo que tomar la intérprete de Hello fue decir adiós al tabaco y al alcohol. Sin duda, una medida que no sólo favorecerá a su cuerpo, sino que además le vendrá bien para cuidar su principal fuente de ingresos: su voz.

La drástica pérdida de peso de Adele ha sorprendido a sus seguidores. Redes sociales

A pesar de la aversión de Adele al gimnasio, el deporte es imprescindible en cualquier dieta de adelgazamiento, sobre todo cuando se trata de una pérdida de peso tan radical como la de la británica, por lo que ha tenido que realizar ejercicio físico adaptado a sus necesidades.

La británica ha sacado su lado más fitness con la ayuda de Camila Goodis, quien le ha elaborado un plan planes basado en mezclar Pilates con ejercicios de entrenamiento de fuerza, tal y como la propia profesional deslizaba a The Sun.

El citado medio revelaba que, además, la artista hace ejercicio en casa siguiendo vídeos y tutoriales de importantes gurús del mundo fitness, como Joe Wicks, conocido como The Body Coach, o Dalton Wong, entrenador de celebrities como Jennifer Lawrence, amiga íntima de Adele.

Otro de los pilares fundamentales de la nueva imagen de Adele es el cambio en los hábitos alimenticios. Goodis afirma que la cantante comenzó un estricto plan basado en una dieta hipocalórica por la que sólo podía ingerir 1.000 calorías diarias, la mitad de lo que normalmente se recomienda a una mujer sana.

La primera semana, la más dura, la cantante basó su alimentación en el consumo de "jugos verdes", según comenta la entrenadora. Una restrictiva dieta que ahora ha dado sus frutos: "No se ve muy delgada. Está increíble", asegura Goodis.

Nueva vida

Adele anunciaba su divorcio en abril del año pasado. Gtres

El sorprendente cambio físico de Adele coincide con el giro que ha dado su situación personal desde que el pasado mes de abril anunciara su divorcio del empresario Simon Konecki (45), padre de su hijo, tras siete años de relación.

Meses después, los medios británicos relacionaban a la cantante con el conocido rapero Skepta (37), a quien le une una estrecha y antigua amistad desde que se conocieran en el barrio del que ambos son originarios. Sin embargo, ninguno de los dos ha confirmado la relación.

[Más información: La cantante Adele anuncia que se divorcia de su marido, Simon Konecki]