El cantante Harry Styles (25 años) siempre está en el punto de mira. Desde que se rompió One Direction, el joven ha tenido que demostrar su valía en solitario y hacerse un hueco en el mundo de la música, algo que ha conseguido con creces. Y ser un famoso a nivel mundial viene de la mano con ser constantemente analizado y perseguido. Y cómo no, con tener que responder o ignorar preguntas personales de todo tipo. Normalmente, Harry destaca por salirse por la tangente cuando de preguntas íntimas se trata, pero en esta ocasión nos ha sorprendido respondido a todos.

Noticias relacionadas

En una entrevista reciente con The Guardian, la estrella británica se ha sincerado sobre su sexualidad y la utilización de ropa de mujer en diversas ocasiones, como en la Met Gala de este año, donde apareció con una blusa negra transparente y las manos llenas de anillos y esmalte de uñas. "Lo que llevan las mujeres, lo que llevan los hombres... para mí la cosa no va sobre eso. Si veo una camiseta que me gusta y me dicen 'es para mujeres' yo pienso: 'Vale, esto no significa que ahora me la quiera poner menos. Creo que en el momento en el que te sientes cómodo contigo mismo es cuando todo se vuelve más fácil", comienza diciendo.

Para Styles, la moda es una forma de expresión y no quiere ponerse etiquetas sobre lo que puede y no puede vestir. "Creo que ahora la gente se pregunta '¿Por qué no?' mucho más a menudo y es algo que me emociona. No solo se están emborronando las líneas en el mundo de la moda, sino que está pasando en muchas otras cosas. Creo que se puede relacionar también con la música y cómo los géneros se están difuminando", continúa diciendo.

Harry Styles en la última gala Met Ball de Nueva York. Gtres

Pero, esa desaparición de las barreras establecidas en su vida no solo se aplica al mundo de la moda y la música, sino también a su sexualidad. Aunque admite que está desconcertado al ver tanta curiosidad sobre su sexualidad. "Sí, creo que lo digo en serio (no saber en qué punto se encuentra su sexualidad). No es como si tuviese una respuesta (para su sexualidad) y la estuviese protegiendo y guardando solo para mí. No es que no lo esté diciendo porque no quiera decirlo. Tampoco es un: '¡Oh!, esto es solo mío'. Es un '¿A quién el importa?", continúa diciendo, dejando claro que no está interesado en definirse y entrar dentro de uno de esos muros que delimitan si se es bisexual, heterosexual o homosexual.

Harry también explicó que su nuevo álbum no busca dar pistas de su sexualidad: "¿Estoy esparciendo pepitas de ambigüedad sexual para intentar ser más interesante? No. En términos de cómo quiero vestirme y qué voy a hacer con mi álbum, tomo las decisiones en base a la gente con la que deseo colaborar y trabajar. Quiero que las cosas vayan de cierta forma. No por eso tengo que parecer gay, hetero o bisexual. Simplemente lo hago porque me gusta. Además, no sé, creo que la sexualidad es algo divertido. ¿Honestamente? No puedo decir que haya pensado en ello de otra forma", finaliza el cantante.

[Más información: Harry Styles cae rendido a los diseños de Palomo Spain]