Blake Lively y Ryan Reynolds.

Blake Lively y Ryan Reynolds. Gtres

Celebrities SOLO SIGUE A MUJERES

Blake Lively y la catarsis de su Instagram: ¿ruptura o marketing?

La actriz ha dejado de seguir prácticamente a todo el mundo en sus redes sociales, incluido su novio Ryan Reynolds.

Blake Lively (30 años) ha sido la última famosa en protagonizar una polémica en redes sociales y es que la actriz ha sufrido una fuerte catarsis en su cuenta de Instagram que no solo no ha pasado desapercibido para nadie, sino que también ha conseguido preocupar a sus seguidores y hacer saltar los rumores de ruptura con Ryan Reynolds (41).

La actriz ha borrado todas las fotos de su cuenta de Instragram sin dejar ni rastro, pero además va más allá y ha dejado de seguir prácticamente a todo el mundo, pero lo que más llama la atención es que entre los unfollows se encuentra su pareja el también actor Ryan Reynolds. Y si tanto el unfollow de  David Bustamante (36)Paula Echevarría (40) como el de Joel Bosqued (27) a Blanca Suárez (29) confirmaban que se había acabado el amor, con el de Lively nos tememos lo peor.

La pareja durante uno de sus últimos photocalls.

La pareja durante uno de sus últimos photocalls. Gtres

Pero lo cierto es que hasta ahora la pareja era una de las más consolidadas de Hollywood, utilizando además las mismas redes sociales para compartir tanto su amor como diferentes troleos y risas entre ambos, por lo que dicha catarsis podría deberse a a una estrategia de marketing.

Ayer también Blake compartía un dibujo del juego del ahorcado en el que la solución daba como resultado el nombre de Emily Nelson, un nombre que la actriz también ha añadido a su biografía con la pregunta: "¿Qué le pasó a Emily...?". Pero lo más sorprendente es que la actriz solo sigue a chicas en Instagram las cuales responden a este nombre. Algunas de ellas se han mostrado de lo más desconcertadas y han preguntado públicamente: "¿Alguien puede explicarme por qué me sigue Blake Lively?".

La teoría con mas fuerte asegura que todo esto se debe a la promoción del último trabajo de Lively, la película A Simple Favour, una adaptación de la novela con el mismo nombre que trata la desaparición de una mujer, cuyo nombre es el de Emily Nelson.