Estamos en época de pandemia, en tiempos de moderación y en momentos en los que la discreción es la norma. Los Reyes, Felipe VI (53 años) y Letizia (48) han recibido en audiencia en Zarzuela al embajador de Reino Unido en España para presentarle en persona sus condolencias por la muerte del duque de Edimburgo. Estamos seguros de que si el 2021 hubiera sido un año normal, es decir, antes de la Covid-19, Felipe y Letizia hubieran asistido a los funerales de Londres y probablemente la reina Sofía (82) también. Pero el caso es que no se puede y con esta audiencia de esta tarde solucionan el problema.

Noticias relacionadas

Para la cita, la Reina ha tirado del negro, que se puede considerar luto, pero combinándolo con una falda blanca -que estrena, es de Adolfo Domínguez- para amortiguar un poco el peso del tono más triste de todos. Además, no sé si es la luz que había en la sala Magnolia, donde tienen lugar las audiencias en Zarzuela, o es el top negro que lo resalta, el caso es que a Letizia hoy le brillaba más que nunca el mechón de canas que en pos de la naturalidad femenina ha decidido dejarse.

El 'outfit' de la Reina para su audiencia de este martes. Gtres

Lo que seguro que hacía era calor en la sala, porque la Reina ha lucido un top sin mangas, con el que demostraba que sigue a fondo con su entrenamiento de brazos; y sin medias, cosa que si el acto hubiera sido en el exterior hubiera sido imposible porque en Madrid hoy hace frío y llueve.

Letizia ha elegido un look discreto que no estará en los rankings de los mejores del año. Aunque la apuesta por el binomio blanco y negro suele ser siempre una victoria, lo cierto es que parece que ha cogido las dos prendas que más cerca tenía en el armario y las ha combinado. El top, de lana negra y sin mangas, es una prenda que lleva mucho tiempo en su vestidor, y que suele lucir debajo de las chaquetas de los trajes. Se trata de un diseño firmado por Hugo Boss.

El top negro de Hugo Boss que ha lucido Letizia. Redes Sociales

Para marcar bien la cintura, ya sabemos que tiene cierta obsesión con el asunto, la Reina ha lucido el cinturón de Burberry súper ancho que tiene entre sus favoritos desde hace muchos años. Es de agradecer que sea de su talla y que no tenga que hacer ese gesto tan horrible que hace siempre que usa otro cinturón de meterse lo que le sobra por debajo. Sin duda, la protagonista del look ha sido la falda tableada blanca que ha lucido. Por un momento hemos dudado de sí se trataba del modelo que Felipe Varela creó para ella en unos Premios Princesa de Asturias, en concreto para los del año 2012, siendo Princesa de Asturias. Pero aquel diseño estaba realizado en gasa y tenía un corte evasé, mientras que el de hoy es de tablas y de punto frío, con mucho más peso.

Los salones de la Reina. Gtres

Lo que más nos ha gustado del outfit (y nos preocupa que esto empiece a ser algo habitual) han sido los zapatos, unos salones negros de gran escote de la firma española, Magrit. Sin ser un look precioso, ni inolvidable, diremos que era correcto y que como casi todo, le quedaba como un guante. Tras esta audiencia, y para acabar su jornada, los Reyes han presidido el acto de presentación del lanzamiento de la nueva marca IFEMA. 

[Más información: La reina Letizia apuesta todo al rojo en el homenaje a Clara Campoamor en el Congreso]